No consiguen respuestas de las autoridades de Salta

SALTEÑA LLEVA 44 DÍAS VARADA EN SAN JUAN JUNTO A SU MADRE Y SU HERMANO CON PROBLEMAS DE SALUD

Viviana Barrera es una vecina del barrio Floresta que desde hace 44 días se encuentra varada en San Juan junto a su madre y su hermano, ambos con problemas de salud, y no consigue respuestas de las autoridades para regresar a Salta.

Imagen : Diario Río Negro

“Llamé a todos lados, me comuniqué con Salta para ver el tema de los traslados, me pasaron un número para hablar con la encargada de los traslados, pero no existe el número”, expresó angustiada la mujer y agregó: “Estoy varada hace 44 días, estoy con mi mamá y mi hermano con problemas de salud. Mi hermano con epilepsia, depresión, mi mamá es insulinodependiente”.

“Me comuniqué con la intendencia, con el Ministro de Gobierno, llamé a todos lados. Ya no sé a dónde llamar para que me busquen, es por una cuestión de salud. Llevo 44 días y nadie me da bolilla”, insistió.

Aseguró que son muchas las personas que se encuentran en su misma situación. “Ahora se vuelve a largar la cuarentena, me quedé sin dinero, sin medicación. Estoy parando en la casa de mi tía, una persona mayor que tiene 76 años, con la persona que yo vine a ver, mi tío, que está gravísimo. Mi situación no da para más, no sé a quién llamar. Ayer llegó un colectivo a Salta con gente golondrina de acá de San Juan. Yo me comuniqué con la intendencia, les dije que había un colectivo que iba a salir de acá con golondrinas, les dije si podía ir con ellos”, continuó su relato.

Advirtió que “hay un montón de gente, hay unos salteños en Mendoza también, tres adultos mayores que vinieron con sus acompañantes también están varadas en Mendoza”, y agregó: “Ayer dicen que Ferraris- titular de la Autoridad Metropolitana de Transporte- largó para que pueda ingresar la gente. Necesito que me ayuden a volver por favor. Me dijo el Ministro de Gobierno que no había plata en la Provincia”.

Lamentó, asimismo, que en algunos casos quienes deben permanecer aislados deben pagar por sus propios medios los hoteles en los que se alojan, que llegan a costar 2 mil pesos por noche según afirmó. “Yo vine por 15 días y estoy 44 días me está bancando mi tía que es adulto mayor”, subrayó esperando ser escuchada por alguna autoridad provincial o municipal.