Noticias Destacadas

Mendoza

Por abusar de una menor que contó la historia en una carta, condenaron a un pastor evangélico

El acusado recibió la pena de 13 años de prisión. Fue sentenciado por atacar sexualmente a una niña. Sucedió en 2014, en Luján de Cuyo.pastor sentencia

Un resonante caso de abuso en Luján, que se conoció hace dos años, llegó a juicio y tras días de debate hubo condena para el acusado. Se trata de un pastor evangélico que atacó sexualmente a una menor y que ahora irá a la cárcel por 13 años.
El debate comenzó el miércoles de la semana pasada en la Segunda Cámara del Crimen y terminó este martes.
Una carta escrita por la víctima, de 11 años, donde contaba los vejámenes, resultó una de las pruebas claves para determinar la responsabilidad de Jorge Ruiz Quipildor (57), en los actos denunciados. El aporte de testigos también complicó su situación.
Así fue que en los alegatos el fiscal de cámara, Darío Tagua, pidió 19 años de prisión para el acusado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de culto religioso. El defensor, el abogado Mariano Tello, solicitó la absolución de su cliente considerando que había falta de pruebas.
El martes, el tribunal, integrado por Ariel Spektor, Roberto Uliarte y José Valerio, decidió condenar con 13 años de prisión al pastor evangélico, quien también se desempeñó como efectivo de la policía durante algunos años.
Lo contó en una carta
El trasfondo del caso guarda una grave situación de indefensión de la víctima: cuando tenía 10 años fue abandonada por su madre, por lo que se fue a vivir con una de sus hermanas mayores y luego, con su padre.
Cuando este quedó sin casa y no tenía posibilidad de mantenerla, la nena y uno de sus hermanos, de 8 años, quedaron al cuidado del pastor Ruiz, quien dirigía una iglesia evangélica del barrio Huarpes III de Carrodilla, de Luján.
Un tiempo después, los parientes de la nena vieron que tenía comportamientos extraños, al punto que llegó a autolesionarse los brazos.Pero cuando le preguntaron si tenía algún problema, la niña no quiso hablar.
Su medio para desahogarse fue una carta. Entonces, contó que el pastor había abusado de ella, según explicaron allegados a la víctima.
Esa carta, que se incorporó en el expediente, fue presentada en la fiscalía de Luján el 25 de marzo de 2014 y cuando el religioso supo de la denuncia desapareció inmediatamente del templo del barrio Huarpes III.
Al día siguiente, los vecinos de esa barriada se enteraron de la novedad y quisieron hacer justicia por mano propia. Quemaron el auto de Ruiz, quien fue detenido e imputado días después.
Según trascendió, este hombre no habría sido designado por los superiores de ningún culto evangélico, pero la imputación de agravamiento por ser ministro de un culto puede ser aplicada hasta cuando no son reconocidos oficialmente.
Los ataques sexuales fueron confirmados luego de que la niña fuera internada en el hospital Notti, en donde le realizaron los exámenes de rigor.
 
-Enojo de la familia. Los parientes de la víctima no quedaron conformes con la sentencia. Esperaban el máximo de la pena por la acusación.
-El delito. El abuso sexual con acceso carnal, agravado por ser ministro de culto religioso, tiene una condena de 8 a 20 de reclusión, en caso de que al sospechoso se le compruebe la autoría de los hechos.
Imagen : Los Andes .com.ar