Noticias Destacadas

Buenos Aires

“Los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos”

Este viernes se realiza en la Ciudad de Buenos Aires una marcha federal por el derecho al aborto en el marco de una acción global con motivo del 28 de septiembre. Julia Martino, que integra la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, analizó la vigencia del reclamo en diálogo con Notas.

Imagen : Twitter

Hace semanas que desde la Campaña y organizaciones que adhieren a la demanda por la despenalización y legalización del aborto vienen realizando distintas actividades (mesas de difusión, tuitazos y charlas) en el marco de una articulación internacional que dio en llamarse “Grito Global”, cuyo punto fuerte fue este 28 de septiembre en las provincias argentinas y países del mundo, y que el viernes 29 llegará al centro del poder político nacional.

Así, este jueves en el Congreso de la Nación se realizó una conferencia de prensa en la que además de activistas de la Campaña y organizaciones adherentes, participaron legisladores y legisladoras que promueven el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (ILE), que fue presentado por sexta vez el año pasado, sin llegar en ninguna ocasión su tratamiento al recinto.

Consultada sobre qué cambió respecto al aborto en la Argentina desde la asunción de Mauricio Macri, Julia Martino, que integra la Comisión Parlamentaria de la Campaña, sostuvo que principalmente se dieron algunos retrocesos en el plano simbólico y en materia de educación sexual y anticoncepción.

Recordó, por ejemplo, “cuando la Provincia de Buenos Aires estaba aprobando un Protocolo de atención para ILE, de acuerdo al fallo F.A.L y al Código Penal, y se dio marcha atrás. Allí presionó muchísimo la Iglesia Católica y otros credos”. Subrayó a su vez la importancia de que existan este tipo de protocolos de atención “porque muchas veces hay profesionales de la salud que quieren cumplir con la ley y estas cosas no ayudan porque meten un poco de miedo”.

Al mismo tiempo, remarcó que desde el cambio de gobierno tienen “que estar volviendo para atrás para defender derechos adquiridos”. Es el caso de la educación sexual, donde hubo que salir a reclamar por un presupuesto acorde, o de la provisión de métodos anticonceptivos, a través del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable. “Ahora pareciera que se va a regularizar la entrega pero hubo unos cuantos meses en los que por problemas de licitación y falta de voluntad política esos métodos que se reparten de Nación a las provincias no llegaban”, sostuvo.

La lucha de la Campaña, integrada por más de 300 organizaciones y activistas y con 12 años de vida en la Argentina, es integral. La consigna organizadora es “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. En ese sentido, Martino cuestionó que entre la dirigencia política y referentes sociales “hay muchísima hipocresía”. “Hay muchos que dicen ‘no hay que llegar al aborto, hay que prevenir’. Y nosotras también decimos lo mismo. Pero para prevenir necesitamos educación sexual y anticonceptivos”, afirmó.

Es que, “la forma para disminuir el número de abortos no es prohibiéndolos sino haciendo prevención”. Pero ante un embarazo no deseado “la mujer tiene que tener el derecho a decidir y tiene la capacidad de decidir si continuarlo o no”. “Ese es el derecho que estamos reclamando”, puntualizó.

“Nosotras no podemos decidir sobre nuestra propia vida, porque tener un hijo nos cambia la vida. No poder decidir eso es una limitante importante. Además que disminuye nuestra ciudadanía, no estamos en igualdad de condiciones”, planteó Martino.

El 28 de septiembre es una fecha internacional que empezó por América Latina y el Caribe y en los últimos años se ha globalizado. “Hay países donde el aborto es legal desde hace mucho pero empezó a haber restricciones por el avance del conservadurismo que hay en el mundo”, analizó Martino y apuntó que “enseguida son las mujeres las que sentimos estas cosas. Los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos”. Por eso la convocatoria global este año que llegó a Francia, Italia y países de África y Asia, además de distintos puntos del continente.

En la Argentina, la problemática del aborto atraviesa los tres poderes del Estado. El Congreso que no debate el proyecto de ley, el Poder Ejecutivo que intenta achicar o cerrar programas de prevención del embarazo no deseado y el Judicial que traba el acceso para aquellos abortos que ya son legales.

“En 2014 se conformó una Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, en el marco de la Campaña, que entre sus objetivos tiene el cumplimiento de los abortos legales en los efectores públicos de salud”, contó Martino. Y detalló que la mayoría están en el primer nivel de atención, “que es a donde llega primero la mujer que está en situación de un aborto legal, que puede ser por un problema de salud, porque el embarazo es producto de una violación”. Muchísimas veces ni se le informa que tiene derecho a abortar en esos casos. “Sobre eso estamos trabajando”, sostuvo.

Por último, la activista de la Campaña reforzó la invitación a la movilización de este viernes, que será de Plaza de Mayo a Congreso a las 17 hs. “Para participar de la movilización simplemente hay que estar de acuerdo con que las mujeres tenemos la capacidad de decidir sobre nuestras vidas y si abortar o no”, afirmó. Y completó: “La respuesta del Estado ante una mujer que aborta no puede ser la amenaza de cárcel sino el acompañamiento, la atención a su salud y las herramientas para que no vuelva a encontrarse en la misma situación”.