28 de mayo

DÍA INTERNACIONAL DE ACCIÓN POR LA SALUD DE LAS MUJERES

Todos los 28 de mayo se evoca a nivel mundial, el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, con el objetivo de reafirmar el derecho a la salud de las mujeres como derecho humano, debiéndose garantizar sin ninguna restricción.

Este día de acción fue impulsado en el año 1988 por primera vez, por La Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (sus siglas son RSMLAC) como un recordatorio para abordar las múltiples causas de enfermedad y muerte que afectan a las mujeres y así trabajar en políticas que mejoren la situación con el debido control, prevención y tratamiento.

Esto implica el resguardo de la salud de la mujer de forma integrala lo largo de toda su vida; implica gozar del óptimo estado de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad o malestar.

De modo que cuando decimos integral, no nos referimos solo a lo biológico, sino que es un concepto abarcativo de factores sociales, económicos y dependerá también de su ocupación, dinámica familiar y disposición de tiempos; ya que es un factor repetido que las mujeres son quienes se encargan de la salud de su grupo familiar, tareas de cuidado, relegando la función propia en línea con las demandas de la casa o la familia.

Ahora bien, desde el aspecto biológico la mujer tiene muchas notas distintivas que merecen dinámica atención a través de los años, así como la especial atención que requiere la salud reproductiva y su correcto abordaje.

Se debe continuar educando y creando consciencia, acerca de los controles de salud necesarios en cada etapa de la vida; para  ello se precisan acciones coordinadas del Estado y los sistemas de salud para resguardar la salud integral y reproductiva de la mujer a fin de que se desarrolle de forma libre y segura.

No menos importante es la salud psicológica y la incidencia que la violencia de género tiene en la salud repercutiendo en todo el cuerpo de quien la padece. Es por ello que, es importante prestar atención a la calidad de vínculos que nos nutren o nos destruyen y denunciar a tiempo para salvar vidas.

Actualmente, esto no ocurre para todas las mujeres, aunque nos resulte difícil de creer, aún en el siglo XXI, las discriminaciones, violencias y exclusiones que sufren las mujeres, las aleja del pleno goce de los derechos humanos consagrados, en especial, del derecho a la salud integral y de los derechos sexuales y reproductivos.

Si bien en los últimos años, en materia legislativa, se ha avanzado con el dictado de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva –Ley n° 25.673-; Ley de Protección Integral a las mujeres –Ley n° 26.485-, Ley de Reproducción Medicamente Asistida –Ley n° 26.862-; Régimen para las Intervenciones de Contracepción Quirúrgica, Ligadura de Trompas y Vasectomía –Ley n° 26.130-; Lactancia Materna. Promoción y Concientización Pública –Ley n° 26.873-; Parto Humanizado –Ley n° 25.929-; Ley de Educación Sexual Integral –Ley n° 26.150-; Ley de Identidad de Género –Ley n° 26.743- entra otras; la verdad es que aún queda mucho por abordar como país y como región.

En este día, tan importante en la agenda feminista,la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer -FEIM-nos recuerda los obstáculos de niñas y mujeres para acceder a los métodos anticonceptivos.

En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) alerta sobre las dificultades de las mujeres y niñas para acceder a los métodos anticonceptivos y advierte sobre los retrocesos registrados desde la pandemia del COVID-19.

Según un informe realizado por la Oficina Regional de UNFPA, mientras que 20,4 millones de mujeres en América Latina discontinuaron el uso de métodos anticonceptivos durante la pandemia, aumentando el riesgo de embarazos no intencionales, se estima que en Argentina un total de 1.093.000 mujeres los suspendieron.

Un análisis de los precios de los anticonceptivos orales en seis países de la región durante la pandemia, mostró que si bien en todos hubo un aumento, en Colombia y Brasil –donde controlaron el precio de venta al público- fue menor que en Uruguay, Perú, Chile y Argentina, país que registró un incremento del 93%, mucho más que otros medicamentos.En esta línea, mientras la caída del uso de anticonceptivos produjo un incremento de embarazos, especialmente en las menores de 15 años, grupo en el cual no se registra disminución, la maternidad de niñas entre 10 a 14 años persiste en Argentina, aunque no se distribuye igual en todo el país.

Me saca de quicio, que mujeres militantas comprometidas, los 365 días del año, laburen en territorio y sean ignoradas por la prensa machista y oficialista.En Asamblea Feminista, hay montones de jóvenes mujeres que día a día,en territorio propio – o fuera de el- porque hay que tener ovarios para enfrentarse a machirulos y machirulas del Poder Judicial, Legislativo, Ejecutivo, provincial y nacional.A fuerzas de (in)seguridad, a las críticas

Por eso, en este día, FEIM reitera la urgencia de que las mujeres tengan la posibilidad de acceder a métodos anticonceptivos, que la ESI se implemente en todas escuelas del país sin interferencias como sucede en algunas provincias, donde grupos religiosos se oponen a su aplicación efectiva, obligando a las niñas a ser madres y a experimentar múltiples tipos de violencias.

Convocamos a la ciudadanía a apoyar el derecho de todas las mujeres y niñas de gozar de una salud plena a lo largo de su vida, de continuar su escolaridad libre de violencias y de embarazos que no planificaron e instamos a los Estados a tomar medidas específicas que mitiguen estos impactos.