Noticias Destacadas

Causa

Vuelven a detener a Bermúdez y a Jara en la causa por el crimen de Candela

Los dos principales imputados por el crimen de Candela Sol Rodríguez, la nena de 11 años asesinada en 2011 en Hurlingham, volvieron a quedar detenidos tras la anulación la semana pasada del fallo que los había liberado.candela

Ambas detenciones fueron ordenadas por el juez de Garantías de Morón, Gustavo Robles, a pedido del fiscal de Instrucción Mario Ferrario, luego de que la Sala IV del Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires anuló la semana pasada un fallo que los había liberado.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Bermúdez (54) fue detenido esta madrugada en su domicilio y, luego, personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) lo trasladó a la Alcaidía Departamental Roberto Pettinato de la localidad platense de Olmos.

Por su parte, Jara (35), quien ya estaba preso por otra causa de homicidio, quedó formalmente notificado de la decisión juidicial en la Unidad Penal 41 de Campana, dijeron los informantes.

El viernes último, la Sala IV de Casación, con la firma de los jueces Mario Kohan y Carlos Natiello, anuló por “arbitraria” la resolución de la Sala III de la Cámara de Apelaciones de Morón que el 12 de junio de 2013 había revocado las prisiones preventivas de Bermúdez y Jara en esta causa.

En su fallo -al que tuvo acceso Télam-, los jueces de Casación señalaron que los camaristas de Morón hicieron “meras especulaciones”, en lugar de “hacer un estricto análisis objetivo e imparcial de la prueba rendida en el proceso”.

“Los jueces han ido más allá de una mera interpretación discrepante del plexo probatorio reunido sino que han incurrido, en el caso particular, en una arbitraria apreciación del mismo”, dijo Natiello en sus fundamentos.

En la parte resolutiva, los jueces de Casación ordenaron también apartar a la Sala III de la Cámara de Morón de la causa.

Este fallo le dio la razón a los recursos en queja que habían presentado ante el máximo tribunal penal bonaerense tanto los fiscales generales adjuntos de Morón, Karina Iozzolino y Alejandro Varela, como los abogados Fernando Burlando y Fabián Améndola por parte del particular damnificado que en este causa es la madre de la víctima, Carola Labrador.

De esta manera, la situación se retrotrajo a a junio de 2013, por lo que el fiscal Ferrario y el juez Robles resolvieron detener nuevamente a Bermúdez y Jara.

Pero a partir de ahora serán otros jueces de la Cámara de Moron los que resolverán las apelaciones de las defensas de ambos acusados, dijeron los informantes.

Por su parte, el fiscal Ferrario ya pidió que la causa Candela sea elevada a juicio con Jara y Bermúdez y otros tres acusados: Fabián Gómez (43), Néstor Altamirano (56) y Gladys Cabrera (43).

A todos les imputa el delito de “privación ilegal de la libertad seguida de muerte”, aunque a cada uno le atribuye un rol distintos en el hecho.

Según las fuentes, el fiscal le atribuyó a Jara haber realizado la llamada intimidatoria que la tía de la niña recibió el 28 de agosto, tres dí­as antes del hallazgo del cadáver de Candela.

Respecto de Cabrera y Altamirano, Ferrario dio por probado que facilitaron la llave para el acceso a la casa ubicada en la calle Kiernan 992 de la localidad bonaerense de Villa Tesei, partido de Hurlingham, donde se sospecha que la niña estuvo cautiva antes de ser asesinada.

Respecto de Bermúdez, considerado autor del crimen por el primer fiscal de la causa, Marcelo Tavolaro, Ferrario sostuvo que por ahora reunió elementos para probar que facilitó el ingreso de la nena a la segunda casa donde estuvo antes de ser asesinada, en Cellini 4085, también en Villa Tesei.

Además, le atribuye haber participado de la quema de ropa y otras pertenencias de la niña en ese lugar, donde vivía su suegra.
Por último, Ferrario consideró que Gómez realizó tareas de “inteligencia” en la puerta de la casa de Cabrera cuando Candela estuvo retenida allí contra su voluntad.

Estos cinco imputados estuvieron detenidos en el marco de este expediente, pero luego recuperaron la libertad cuando la Cámara de Apelaciones de Morón anuló gran parte de la causa.

Candela (11) fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011, en Villa Tesei -donde residía-, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de boy scouts al que pertenecía, y el 31 de agosto del mismo año apareció asfixiada dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su casa.

Como móvil del homicidio, el fiscal Ferrario señaló una venganza contra  Alfredo Rodrí­guez, padre de Candela, por parte de una banda de piratas del asfalto, una hipótesis que se manejó desde el comienzo de la causa.

Sin embargo, los primeros investigadores del caso, Tavolaro y el juez Alfredo Meade, fueron apartados del proceso luego de que la causa fue anulada parcialmente.

También fue separada de la investigación la Policía bonaerense, ya que su actuación fue muy cuestionada.

En tanto, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados bonaerense resolvió el año pasado iniciar un proceso de jury contra Tavolaro,  Meade y el fiscal general de Morón Federico Nieva Woodgate por su actuación en el expediente.

Imagen : radiocentrobovril.com.ar