“Voy a seguir en la lucha”

Fue la frase que empleó María Esther Roldán, la única vecina de Finca Las Costas, que se negó a firmar un contrato de arrendamiento por las tierras que ancestralmente ocupa su familia, y sobre las cuales la Provincia de Salta se atribuye la propiedad desde 1980. La discusión sobre la titularidad que se dirime en la Justicia local lleva ya varios años sin que exista una resolución favorable a Roldán y con un fallo de 1° Instancia que menciona la rescisión de un contrato que nunca existió.

Ante esta difícil situación legal por las 25 hectáreas que constituyen la base de su sustento diario, ya que allí siembra y cría animales, Roldán decidió encadenarse hace unos días afuera de la Catedral Basílica de Salta.

Según su propio relato, el operativo policial fue imponente, ya que además de disponer de 10 efectivos policiales femeninos, el número de hombres era similar.

Roldán contó, que la orden dada era impedir que se exprese, ya que además de cortarle la cadena, destrozaron el cartel que portaba con la leyenda “Urtubey quiere robarme las tierras”.

Recordó también, que en más de una oportunidad intentaron desalojarla por la fuerza, y que en ese momento ella había quedado viuda y sus hij@s eran muy pequeñ@s.

“Somos ancestrales. Tengo 38 años viviendo ahí. Mis hijos han nacido y se han criado ahí”, recordó.

Por su delicado estado de salud, ya que padece cáncer y además de haber sido operada recientemente recibe quimioterapia por estos días,
hizo responsable al Gobierno de Salta por lo que pueda sucederle a ella o a sus hij@s, además de ratificar que seguirá dispuesta a pelear por sus derechos.

“Está peleando por su propiedad”

Así definió el abogado Oscar Juárez la situación legal de Roldán, señalando que lejos de pelear por la tenencia, que implicaría reconocer la propiedad en otros, Roldán está peleando por su propiedad, la cual ocupa a titulo de dueña hace más de 20 años.

El representante legal de la mujer destacó que este proceso judicial “comenzó en 1997 cuando se le promovió un juicio de rescisión contractual, por vía del cual la Provincia de Salta sostenía que tenía un contrato de arriendo y que en cumplimiento de algunas cláusulas contractuales, entre ellas falta de pago, fue rescindido”. Juárez agregó que a esa conclusión “llegó la Dra. María Cristina Montalbetti, hoy camarista y presidenta de los Magistrad@s de Salta en el Consejo de la Magistratura, y esta jueza falló en contra de toda constancia de la causa, toda vez que el mismo cuerpo de asesores legales de la Provincia, sostiene que ella no tiene ningún contrato. En orden a esto, es fácil preguntarse sin tener que hacer mucho esfuerzo intelectual, aún sin entender derecho, qué contrato se rescindió. Es decir que esta jueza rescindió un contrato que no existe”.

Juárez relató además, que por esos años, una de las modalidades de la gestión anterior fue hacer firmar arriendos con engaños a quienes ocupaban esas tierras, señalando que en su mayoría las otras personas firmaron contratos “que están viciados en la voluntad, siendo por ello obviamente nulos toda vez que la gente no actuó con tres elementos que son fundamentales, como el discernimiento, la intención y la libertad”. De este modo, el letrado señaló que l@s “obligaron” bajo presión de que l@s iban a desalojar.

Sobre el caso puntual de María Esther Roldán, su representante legal mencionó que cuando ya estaba lanzada esta orden de desalojo, hace 5 o 6 años atrás, interpuso una acción autónoma de nulidad, de modo “que esa cosa juzgada no tenga los efectos que tiene la sentencia emitida conforme a derecho, de manera tal que nosotros a estas alturas estamos esperando una resolución judicial que entiendo no puede salir de otra manera, que no sea favorable a las peticiones de mi clienta en razón de que se hizo lugar a la rescisión del contrato cuando este no existía”.

Por último, el abogado manifestó también que el interés fundamental de este tema será que el metro cuadrado de esa tierra vale aproximadamente 500 dólares y mi mandante es dueña aproximadamente de 20 hectáreas.

FOTO: saltanoticiassalta.com