Noticias Destacadas

Francia

Visa pour l’Image premia la denuncia de violencia sexual en el Ejército EEUU

El proyecto en el que está embarcada la fotógrafa Mary Calvert sobre las agresiones sexuales en el Ejército estadounidense le ha valido el Premio Canon a la mujer fotoperiodista, que se entregó anoche en Perpiñán en el marco del festival de fotoperiodismo Visa pour l’Image. fotografa premiadaAlertada por su esposo, también periodista, sobre los numerosos casos de violencia sexual en las fuerzas armadas de Estados Unidos, decidió prestarle atención y, tras analizar algunas estadísticas, tomó su cámara y se embarcó en esta historia premiada por la Asociación de Mujeres Periodistas de Francia. 

Calvert, finalista del Pulitzer de fotografía en 2007 y 2010 y cuyas instantáneas aparecen en medios como The New York Times, The Washington Post o Le Monde, aseguró a Efe en una entrevista telefónica que siempre se ha interesado por “las historias ocultas” y, sobre todo, por “la lucha de las mujeres”.

La fotógrafa estadounidense ha puesto ya ante los ojos del mundo el estigma de las africanas afectadas por la fístula obstétrica tras el parto, el aborto selectivo de fetos femeninos en la India o las violaciones en Congo, un trabajo publicado en The Washington Times con el que fue finalista del Pulitzer hace tres años.

Sitúa su objetivo del lado de las más débiles, porque “a veces se las trata peor que a perros”, asegura Calvert, que busca apoyar su lucha mediante la plasmación de esas realidades.

“La fotografía me provee de un espejo para examinar lo que ocurre y reflejarlo”, indica la reportera, que cree que el fotoperiodismo es un lenguaje universal con el que “los espectadores no se encuentran separados por sus lenguas o sus culturas”, sino que ven lo que ocurre en la fotografía y pueden “sentirlo e interiorizarlo”

En la serie con la que ha obtenido el galardón de hoy, las turbadoras escenas se muestran en blanco y negro para “destacar la esencia, incrementar el drama y el impacto de la imagen”, lo que según la fotógrafa permite que la percepción de los hechos sea más fuerte y no sea olvidada tan fácilmente.

Este proyecto, en marcha pero no finalizado, será expuesto en la edición de Visa pour l’Image de 2014, mientras que en esta se muestra el de Sarah Caron, que ganó el año pasado con un reportaje sobre las mujeres pastunes en Pakistán.

Historias siempre impactantes que subrayan que el fotoperiodismo es una profesión de riesgo, afirmación que sobrevuela todo el festival y ante la que Calvert se muestra tajante: “El mundo es un lugar más peligroso de lo que solía ser. y hay un menor respeto a los periodistas del que solía haber”. 

Se dice muy indignada por los recortes de algunos medios, pues “hay profesionales que ponen en peligro su propia vida para traer de vuelta las imágenes que cuentan lo que ocurre”, y recalca su enfado al evocar a un amigo fallecido mientras intentaba conseguir una de esas instantáneas de las que habla.

Afirma, además, que el peligro es aún mayor entre el género femenino, ante la amenaza adicional de la violación, y pone como ejemplo a la fotoperiodista india de 22 años que el pasado 22 de agosto sufrió una violación múltiple mientras trabajaba.
“Esta es una razón más para seguir contando historias sobre mujeres”, concluye convencida desde Perpiñán, ciudad del sur de Francia en la que se clausurará este certamen a mediados de mes.

Imagen :  www.emol.com