Noticias Destacadas

Salta

Violencia de género: Trece años de prisión por intentar matar a su exmujer

La Sala Cuarta del Tribunal de Juicio condenó a Horacio Perfecto Salva (48) a trece años de prisión por resultar autor material y penalmente responsable de los delitos de coacción agravada por el uso de arma, en perjuicio de su exmujer I. G. R.; homicidio en grado de tentativa doblemente agravado por haber mantenido relación de pareja y mediar violencia de género, lesiones agravadas por el vínculo y amenazas con arma, todo en concurso real.Violencia_machista_3

El Tribunal ordenó que Salva permanezca alojado en la cárcel penitenciaria local y recomendó a las autoridades de esa unidad que se arbitren los medios para que el condenado reciba tratamiento psicoterapéutico, atento a los delitos que se le imputaron.

Salva fue condenado por agredir e intentar matar a su expareja, I. G. R., la noche de Año Nuevo de 2012. El imputado se presentó en la vivienda donde la mujer se desempeñaba como casera, con la intención de pasar la festividad con ella y sus hijos. Al verlo, en un primer momento, la mujer le dijo que se retirara porque ya pesaba sobre él una medida de exclusión de hogar, debido a un episodio de violencia ocurrido el año anterior. Pero ante la insistencia de los hijos, Salva finalmente entró a la casa a compartir la mesa con la familia.

Cerca de las 4.30 de la mañana, y luego de haber ingerido bebidas alcohólicas, el imputado comenzó a pedirle a su exmujer que volviera con él. Ante la negativa la atacó a golpes de puño; le advirtió que “si no era de él no iba a ser de nadie” y le dijo que iba a matar a sus hijos. Seguidamente tomó un cuchillo de la cocina y comenzó a perseguir a su expareja, quien corrió a la calle en busca de ayuda.

En la calle le dio alcance y empezó a propinarle puntazos a la altura del pecho. En ese momento llegaron dos de los hijos de la pareja e intentaron detener a su padre, pero en el forcejeo la nena mayor, de 13 años, recibió un corte en el brazo derecho. La escena fue presenciada por un vecino que circulaba por el lugar, quien decidió intervenir en defensa de la mujer.

El vecino intentó arrebatarle a Salva el cuchillo, pero fue amenazado por el imputado y resultó lesionado en la mano izquierda. Aún así, logró desarmar al agresor, pero éste corrió al domicilio donde había pasado Año Nuevo con su familia, sacó otro cuchillo y volvió a amenazarlo. Finalmente Salva desistió y huyó. 

Imagen : amplia-mente.com