Catamarca

Violan a mujer delante de niño y apuñalan al padre

Una noche de terror padeció una familia catamarqueña. El hombre intentó evitar que siguiera abusando de su esposa delante del hijo de ambos.catamarca violencia

Dos delincuentes fueron detenidos por efectivos policiales que los sorprendieron cuando apuñalaban a un hombre que intentó evitar que siguieran abusando sexualmente de su pareja de 29 años delante de su hijo de 9 en su casa del barrio Magisterio de la ciudad de Catamarca.

Una verdadera noche de terror vivió una pareja y su hijo de nueve años cuando dos hombres encapuchados y armados ingresaron tras matar a puñaladas a una perra en su modesta casa del barrio Magisterio de la Ciudad de Catamarca.
Una vez en el interior de la vivienda golpearon al hombre y abusaron de la mujer solicitando presuntamente dinero.

La policía llegó hasta el lugar alertada por un vecino y logró reducir a los sujetos que se encontraban presuntamente bajo los efectos de las drogas.

La Justicia aún investiga el móvil del hecho y si bien las víctimas aseguraron que se trató de un robo, fuentes extraoficiales indicaron que todo podría tratarse de un ajuste cuentas por un tema de drogas.

Alrededor de la una de la mañana de este lunes cuatro uniformados que prestan servicio en la Comisaría Octava, que realizaba recorridos de rutina en inmediaciones del barrio Magisterio, en el norte de la ciudad, fueron alertados por un vecino que en una casa se estaba produciendo un hecho grave, ya que del interior de la vivienda se escuchaban gritos de auxilio y el llanto de un niño.

Ante el aviso los efectivos se dirigieron a la casa ubicada en la calle Pascual Soprano del barrio mencionado.

Los policías decidieron ingresar por un portón lateral en donde encontraron una perra aparentemente muerta a puñaladas.

En lo que sería un patio interno de la humilde vivienda, los policías se encontraron con un cuadro dantesco: dos sujetos encapuchados sostenían y apuñalaban a un hombre de 28 años que intentaba evitar que continuaran abusando de su pareja, una joven de 29.

Toda la violenta escena se suscitaba frente a un niño de nueve años que se encontraba en una crisis de llanto.

Al verse sorprendido los malhechores tomaron una garrafa y amenazaban con hacerla explotar si los policías intentaban reducirlos.

La tensa y grave situación, en la que no solo corría riesgo la vida de los damnificados, finalizó tras un rápido accionar de los uniformados que lograron controlar y reducir a los delincuentes.

Ambos fueron trasladados a la Comisaría Octava y se les secuestró un revólver calibre 32, con tres proyectiles, uno de ellos listo para disparar y los dos restantes en el tambor; un puñal Tramontina y un envoltorio de nailon con 13 gramos de cocaína.

El dueño de casa, identificado como Maximiliano Cisneros de 29 años, fue trasladado al Hospital San Juan Bautista con heridas profundas en su rostro, mano y espalda y su pareja también fue asistida en el lugar pero a los minutos regresó con su pequeño hijo, quien no sufrió lesiones físicas pero sí una crisis de llanto por el grave momento vivido.

En el lugar del hecho se hicieron presentes personal de la Unidad Judicial Nº 8 y el fiscal Javier Herrera, quien ordenó todas las medidas a seguir.

El jefe de la Comisaría Octava, Jorge Romano, señaló al diario El Ancasti que al llegar al lugar del hecho se encontraron con un “grave cuadro”.

 

Imagen : Getty