Noticias Destacadas

Córdoba

Villa María en Emergencia por violencia de género

La ciudad de Villa María, ubicada al sur de la capital cordobesa, cuenta actualmente con la mitad de femicidios registrados en la provincia en lo que va del año. Hace unas semanas, el Concejo Deliberante declaró la Emergencia por violencia de género a partir del reclamo constante y la presión de las organizaciones sociales. Sin embargo, el pasado viernes, la violencia machista arrebató la vida de Olga Inés Moyano. Un albañil la halló descuartizada en un contenedor de basura. El presunto femicida fue arrestado en su intento de huida hacia Santa Fe.

Villa María en Emergencia por violencia de género

Las mujeres en peligro

Tan sólo en 2017 cuatro mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas en Villa María y Villa Nueva, ciudad aledaña. María Luján Aguilera, Alicia Copa, Tamara Córdoba y Olga Inés Moyano son los nombres que se suman a una larga y dolorosa lista de femicidios. En las movilizaciones contra las violencias de género, las mujeres irrumpen a gritos en los espacios públicos para que nadie las olvide, para que sean bandera de lucha y el Estado se haga responsable.

Bajo presión de las organizaciones sociales, el Concejo Deliberante declaró la Emergencia por violencia de género. Se desconoce si la declaración cuenta con un presupuesto propio y políticas concretas para la prevención y erradicación de la violencia de género. La situación real en la que se encuentran las mujeres de la ciudad es alarmante y se calcula que efectúan más de 200 denuncias y pedidos de restricción por mes. Hace algunos días, en los medios de comunicación, una joven hizo pública su situación de vulnerabilidad ante la violencia ejercida actualmente por su ex pareja a quien la justicia dejó en libertad.

Organización y lucha

Desde el primer Ni Una Menos, las mujeres de la ciudad comenzaron a trabajar en unidad para hacer frente a la avanzada salvaje del machismo. Este año, luego de la organización del paro internacional del 8 de marzo, las acciones que llevan adelante son cada vez más constantes y con gran acompañamiento del resto de la sociedad. Instalaron el tema en la agenda mediática villamariense y avanzan a paso firme por la igualdad de derechos.

Este viernes, luego de que se conociera la noticia del femicidio de Inés, las redes feministas se activaron y organizaron el pedido de justicia por ella y por todas las que ya no están. El sábado realizaron una sentada simbólica afuera de Tribunales y de la seccional policial primera. Un cántico se oyó con fuerza: “Señor, señora, no se indiferente/ nos matan a las pibas en la cara de la gente”.

En la mañana de este lunes, se convocaron nuevamente afuera de Tribunales para apoyar a la familia de Inés y recibir respuestas de la fiscal de instrucción Silvia Maldonado, quien no pudo atenderlas porque se encontraba trabajando en el caso según palabras de su secretaria. Reiteradamente, se hicieron presentes las consignas y los carteles que responsabilizan al Estado y al Poder Judicial cuyo accionar no es suficiente ni a tiempo.

“Los casos de violencia cada vez son más y a una que está comprometida con la causa pareciera que le duelen cada vez más.”, expresó Giuliana Crisostomo, militante de Patria Grande. Asimismo, manifestó que “es responsabilidad del Estado” y que “hay que desmitificar que las mujeres mienten porque está de moda”. “Si una mujer denuncia, es porque realmente está viviendo violencia de género y es la única oportunidad que tenemos para salvarla antes de que ocurra el femicidio”, aseguró. Por último, planteó que “en Villa María también falta perspectiva de género en la Educación en general, lo cual dificulta el cambio cultural necesario”.

Por otro lado, Ailín del Campo, integrante de La Colectiva, expresó con firmeza: “Al dolor y a la indignación los transformamos en movilización y hay que hacer cada vez más fuerte el reclamo al Estado porque debe dar respuestas a las mujeres que son violentadas”.

Del Campo hizo hincapié en que “la situación es alarmante” y, sumado a los femicidios, “es insostenible lo que vivimos todos los días en la calle, el acoso callejero, los distintos tipos de violencia”. Por último, destacó, en relación al movimiento de mujeres en la ciudad cordobesa: “Después del 8 de marzo, y el 3 de junio, pudimos trabajar todas juntas y seguir articulando y hoy lo seguimos reafirmando lo cual es un paso muy importante”.