Noticias Destacadas

Almorzó ayer con el Jefe de Estado

Vargas Llosa adhirió a la teoría macrista del sufrimiento necesario

El reconocido escritor liberal almorzó con Macri. Grabó videos de propaganda y dio entrevistas. “Pasado este primer periodo de sacrificios”, las políticas oficiales tendrán “efectos muy beneficiosos”macri llosa

El presidente Mauricio Macri tuvo este miércoles un vocero de altísimo renombre internacional: el novelista y ensayista peruano Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura y representante ilustre del pensamiento liberal latinoamericano. El escritor almorzó con el jefe de Estado y, en entrevistas y videos difundidos por el Gobierno a través de múltiples plataformas, abonó el discurso oficial acerca de la necesidad de que los argentinos soporten los efectos de las “correcciones” de la economía -básicamente, escalada inflacionaria y crecimiento del desempleo- para ingresar, después, en un ciclo de despegue y progreso que llevará al país a ejercer un rol de liderazgo en la región.

“Creo que se está haciendo un esfuerzo en la Argentina para modernizar la política, modernizar la economía, devolver a la Argentina a sus conexiones con el resto del mundo, integrarla a los mercados mundiales,  y estoy seguro de que todo esto, pasado este primer período de sacrificios, va a tener efectos muy beneficiosos”, dice el escritor, vehemente enemigo de los “populismos” latinoamericanos, a una cámara del Gobierno mientras camina por los jardines de la quinta presidencial de Olivos, donde almorzó con Macri.

En el mismo video institucional, que se puede encontrar, por ejemplo, en el muro de la cuenta oficial del jefe de Estado en Facebook, Vargas Llosa dice que “se respiran unos vientos de renovación en la Argentina que son muy interesantes y muy estimulantes por el efecto que pueden tener sobre el resto de América latina”, y vaticina que el país “se convertirá en un ejemplo que los países latinoamericanos deben seguir para sacarnos más rápidamente del subdesarrollo e introducirnos en la modernidad, que es la gran aspiración de todos los países” de la región.

El mismo entusiasmo manifestó el más destacado intelectual de la derecha latinoamericana en una entrevista con el periodista Joaquín Morales Solá en la plataforma digital del diario La Nación, pieza clave del sistema mediático PRO. “Yo tengo muchas expectativas” respecto de lo que está sucediendo en la Argentina, afirmó el autor de “La fiesta del chivo”, y desarrolló: “El mundo entero está mirando a Argentina con mucho optimismo porque el Gobierno, con mucha gallardía, está corrigiendo esas políticas de aislamiento, está integrándose otra vez a los mercados del mundo y para Argentina eso solo puede traer beneficios y a muy corto plazo por los enormes recursos con los que cuenta, que no son sólo naturales, sino también humanos”.

“Esa tradición de alta educación en Argentina –agregó- ha dejado un país que es muchísimo más modelable dentro de lo que es una sociedad moderna que otros países latinoamericanos. Entonces yo creo que con unas políticas sensatas, verdaderamente modernas, Argentina debería volver a despegar muy rápidamente, algo que es muy necesario para América latina porque, ahora que hay una crisis como la que vive Brasil, necesitamos un liderazgo continental que fácilmente podría llegar a ocupar Argentina muy a corto plazo.”

 

Imagen Letra P