Noticias Destacadas

UNIFEM señala el papel de la prensa y de los periodistas para acabar con el racismo

Porto Alegre (Brasil) – ?No podemos perdernos esta oportunidad de estar juntos y formar parte de la ronda de censos 2010 y los importantes datos disgregados por raza y etnia?, proclamó Maria Inês Barbosa, coordinadora del programa de Género, Raza y Etnia de UNIFEM Brasil y Cono Sur, cuando comenzó su discurso en el seminario El Negro en los Medios ? La Invisibilidad del Color, realizado el 17 de septiembre en Puerto Alegre.

Dicha convocatoria forma parte de la articulación de los afrodescendientes para la ronda de censos de 2010, ocasión en la que se recolectarán datos por raza y etnia en la mayoría de países de las Américas. En Brasil, aquella información que solía recaudarse por muestreo (cuando parte de los entrevistados en los censos respondían cuál era su origen racial y étnico), ahora, por primera vez se incluirá en el cuestionario base.

En la encuesta por muestreo, ya hubo un 49,8% de los brasileños que se auto declaró ser de origen negra o mulata, y esa suma representa al contingente negro. Para el censo 2010, puede llegar a haber alguna alteración que incida en los datos obtenidos hasta el año 2000 -cuando ya se anunciaba que la población negra superaría el 50% de la población del país. Por esa razón, es necesario ratificar nuevamente la identidad negra en Brasil.

Debemos ser conscientes de lo que vayamos a hacer cuando seamos mayoría de la población. Necesitamos progresar en cuanto a nuestros derechos, políticas públicas y lograr un equilibrio en las relaciones de poder. Nuestro desafío ahora es informarle a la población, permitir que esa información circule, hacer campañas, incentivar la auto declaración negra o mulata?, dijo enérgicamente Maria Inês Barbosa, mientras estimulaba a los diferentes sectores para que participaran y divulgaran el tema de la inclusión de la variable de raza y etnia en el cuestionario base del censo 2010.

Maria Inês, durante su exposición, comentó cómo fue que la ideología del racismo se radicó en la sociedad brasileña. También destacó la importancia que tienela disgregación de datos por raza y etnia para así poder desarticular el racismo realizando estudios y formulando políticas públicas. En su opinión, ?la cobertura de la prensa es estratégica y fundamental y cumple con la responsabilidad social de los periodistas?.

Durante la presentación, ella expuso la serie Retrato de las Desigualdades de Género y Raza, desarrollada por UNIFEM Brasil y Cono Sur y otras entidades adheridas desde el 2005. Dicha serie está basada en la PNAD (Encuesta Nacional de Muestreo por Domicilio) del IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas), y nos muestra cuál es la dinámica de la vida social de los brasileños (negros y blancos, mujeres y hombres), a partir de 11 bloques temáticos: población, jefe de familia, educación, salud, seguro y asistencia social, mercado laboral, trabajo doméstico remunerado, vivienda e saneamiento, acceso a bienes duraderos y exclusión digital, pobreza, distribución, desigualdad de ganancia, y aprovechamiento del tiempo.

?Queremos que nos cuenten y es importante que nos cuenten. Pues todavía existen sub-registros de los afrodescendientes en las Américas. Los datos disgregados por raza y etnia sirven como modelo para análisis, estudios y políticas públicas. Esto resulta esencial para desarticular el racismo?, completó Maria Inês. Ella piensa que el movimiento negro, los periodistas y la prensa cumplen un papel fundamental para motivar a los negros y mulatos a que se auto declaren como tales. ? Ya hemos avanzado en el tema y es necesario que motivemos aún más la identificación negra y mulata.

Debemos pasar este mensaje para que el índice de la población negra (constituida por la suma de negros y multaos) supere el 49,8% registrado hasta ahora; y para que así podamos confirmar las expectativas de que los negros constituyen mayoría de la población. Este dato es fruto de la consciencia negra y de la movilización del movimiento negro?, explicó al recordar el trabajo del ya fallecido Oliveira Silveira y del Grupo Palmares que querían establecer el 20 de noviembre, fecha del asesinato de Zumbi dos Palmares, como referencia para el movimiento negro.