Noticias Destacadas

Estados Unidos

UNESCO señala que la educación femenina continúa en desventaja

Un nuevo informe de UNESCO difundido hoy muestra que menos de la mitad de los países han logrado la paridad de género en la educación y hay cerca de 62 millones de niñas excluidas en ese sentido.educacion unesco

“Educar a una niña es educar a una nación. Este acto desencadena un efecto expansivo que cambia el mundo, sin duda en sentido positivo”, afirmó la directora general de UNESCO, Irina Bokova, en un comunicado que anuncia la difusión del informe.
El informe, con motivo del Día Internacional de la Niña, se enfocó en la enseñanza primaria y secundaria alrededor del mundo.

Cada país debía haber logrado la paridad en ambas etapas educativas hacia 2005, pero actualmente la educación femenina sigue sin ser realidad para 62 millones de niñas.

Bokova también explicó que la educación femenina es vital para poder cambiar la posición de las mujeres en el plano socioeconómico.

“Recientemente nos hemos fijado una nueva y ambiciosa agenda para lograr un futuro sostenible. Este empeño no tendrá éxito si las niñas, las jóvenes y las madres no llegan a ser mujeres instruidas y empoderadas”, asegura Bokova.

El informe, compilado por el equipo encargado del Informe de Seguimiento de la Educación Para Todos (EPT), muestra que la violencia de género en países de bajo desarrollo es una de las peores manifestaciones de la discriminación de género y retrasa el éxito de los logros educativos.

De manera similar, el matrimonio precoz sigue siendo una barrera para la educación de las mujeres. En 2012, casi una de cada cinco mujeres que contrajo matrimonio tenía entre 15 y 19 años de edad.

El equipo encargado de la EPT ha construido una herramienta interactiva en línea para enseñar la amplitud de las diferencias de género en diferentes contextos.

Se indica, por ejemplo, que en África subsahariana las niñas de las familias más pobres tienen nueve veces más probabilidades de no haber asistido nunca a la escuela que los niños de las familias más adineradas.

Por su parte, en los estados árabes la quinta parte de las niñas más pobres nunca han ido a la escuela, en comparación con la décima parte de los niños más pobres.

Sin embargo, en América Latina y el Caribe son los niños los que están en desventaja. Solamente el 55 % de los niños de las zonas rurales completan la enseñanza secundaria, en comparación con el 63 % de las niñas que lo logran.

Según el director de la EPT, Aaron Benavot, es necesario medir la educación de las mujeres en relación a la de los hombres por falta de otros medios.

“Este objetivo nunca se alcanzará si no actuamos sobre las raíces del desequilibrio: las barreras sociales y los usos discriminatorios arraigados”, dice Benavot.

También resaltó que el concepto de “igualdad” debe ampliarse para poder alcanzar los mismos niveles en educación.

“A menos que empecemos a concebir la igualdad con un criterio mucho más amplio, las niñas y las mujeres nunca podrán cosechar todas las ventajas de la educación”, agregó.

 

Imagen : www.publimetro.com.mx