Noticias Destacadas

Mendoza

Una transexual denunció que rechazaron su ingreso al curso de policía por no presentar un papanicolau

Una joven transexual denunció ante el INADI y la Dirección de Derechos Humanos que autoridades del Instituto Universitario de Seguridad Pública rechazaron su ingreso al curso de oficial de la Policía en Mendoza, donde a pesar de haber aprobado los análisis psicológicos, psiquiátricos y clínicos, notificaron su condición sexual recién cuando le pidieron que presentara un examen de citología vaginal (Papanicolau).Uma Flores

Se trata de la mendocina Uma Daniela Flores, de 33 años, quien en 2012 cambió su identidad sexual y en abril de este año, luego de aprobar las instancias psicológicas, psiquiátricas y los estudios clínicos, sufrió el rechazo de su ingreso al curso de oficial de policía en el Instituto Universitario de Seguridad Pública (IUSP).

“Luego de aprobar en abril la instancia psicológica y psiquiátrica, el 15 de abril me citaron para presentar todos los análisis y pasar la evaluación física. Me aprobaron todos los exámenes, vista, audiometría….hasta un examen de embarazo, pero obviamente me faltaba el Papanicolau”, relató Uma.

“Yo les dije que debido a mi identidad transexual ese era el único requisito que no podía traer y se quedaron pálidos”, relato la mujer, quien al responder que no estaba operada le solicitaron que se quitara la ropa interior para verla.

“Para constatar que sos transexual necesito que te saques la ropa”, le dijo uno de los médicos durante la interconsulta, según relató, pedido al que ella en principio se negó “por ser sumamente violento e incómodo”, pero al que finalmente accedió.

“Hasta me obligaron a tomarme los genitales y estirarlos porque no veían”, relató, aún consternada.

“Es verdad, tenés pene y tenés testículos”, relató que le dijeron, y agregó que “todos se miraban por no saber qué hacer”, hasta que finalmente le pidieron que esperara afuera y luego de media hora le rechazaron el ingreso “por no haber aprobado el análisis de aptitud psicológica”.

Para Uma, el motivo alegado “fue una excusa” dado que en octubre pasado le informaron que estaba apta psicológicamente para ingresar al Instituto y le entregaron la lista de estudios complementarios que debía realizar.

Esta mañana, el director del Instituto y ex ministro de Seguridad, Carlos Aranda, dijo a Télam que “hay una instancia que Flores no aprobó, y que es la Junta Médica soberana la que evalúa quienes quedan aptos o no”, pero no explicó cuál fue el análisis rechazado o el motivo “por ser de instancia privada”.

Sin embargo, afirmó que “una persona transexual sí puede ingresar al curso de policía”.

“De todos los aspirantes inscriptos, tan solo a unos pocos se nos informó el 9 de octubre que contábamos con el Apto Psicológico y Psiquiátrico, por lo que debíamos continuar con la evaluación física, la que implicaba la realización de estudios médicos complementarios como electrocardiograma; electroencefalograma; radiografías de tórax ( frente y perfil); columna lumbosacra ( frente , perfil, oblicuas, fergusson); audiometría; análisis de laboratorio( H.I.V, H.B,H.A,H.C, hemograma completo, sub-unidad beta o test de embarazo.); informe odontológico; agudeza visual; pedigrafía y colposcopia y papanicolau”, se lee en la denuncia.

“La Junta Médica Psiquiátrica me ha encontrado ‘apta’ para desempeñarme como Oficial de la Policía y, que todos aquellos aspirantes que habíamos obtenido dicha APTITUD, éramos los que contábamos con el perfil adecuado para dicha función”, recordó.

Ante el rechazo, Uma ya presentó un pedido de reconocimiento a su inscripción que fue rechazado, y un recurso de revocatoria, aún sin respuestas.

Tras su experiencia, aseguró que la interconsulta ante los médicos hombres, desnuda completamente, “fue violenta”, y aseguró que existe una falta de capacitación de los profesionales y personal administrativo para asumir los derechos para las personas del colectivo trans.

Uma confesó que decidió ingresar a la Policía por una necesidad laboral, dado que a pesar de tener desde 2006 el título de Técnica Universitaria en Hemodiálisis de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, no consigue trabajo.

“Decidí ir a los medios porque visibilizar este tipo de situaciones hace que se tomen medidas para que otras personas no vuelvan a sufrir este atropello”, afirmó la mujer, quien ya presentó la denuncia de su caso al INADI y un pronunciamiento jurídico a la Dirección de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia del Poder Judicial de Mendoza.

“Yo pude cambiar mi DNI en el 2012, así que en el sector de la salud privada ya me conocen desde antes y siempre me rechazaron, y solo en el Hospital Central hay servicio de hemodiálisis. Siempre tengo que depender de otro que me ayude”, comentó.

“Totalmente retrógrado y discriminatorio es el trato que me fuera brindado por los profesionales de la salud que conformaban la junta médica. Asimismo, es el IUSP el que también comete el mismo acto repudiable y discriminatorio sobre mi persona, al rechazarme como aspirante a ingresar al Instituto, cuando todos mis exámenes incluidos los psicológicos y psiquiátricos, determinan que soy APTA, para estudiar y recibirme de Auxiliar de la Fuerzas Públicas”, dice la denuncia.

 

Imagen : www.mdzol.com