Noticias Destacadas

Cambiamos

Una semana, dos femicidios, represión y mano dura

Represión a docentes, detenciones ilegales de estudiantes jujeños, periodistas carroñeros, femicidios, información falsa y datos no chequeados. Facundo Pedrini hace un recorrido por los hechos más importantes de la semana.

Imagen : ADN

Palo, palo, palo, palo bonito palo, eh

Desde que se reconquistó la Democracia nunca se avasallo la autonomía universitaria, hasta ahora. Cinco patrulleros llegaron a la Universidad de Ciencias Agrarias de Jujuy y se llevaron detenidos al presidente del Centro de Estudiantes, Joaquín Quispe y a otro joven, Ignacio García, que estaban haciendo un asado en las inmediaciones de la institución. Dicha intromisión desconoce la Ley de Educación Superior 24521 ART 31: “La fuerza pública no puede ingresar a universidades nacionales sin orden de juez competente”. La indignación en redes sociales de los que copiaban y pegaban órdenes municipales que impedían la carpa itinerante en Congreso no se hizo eco de este caso. “Al menos el Estado llega a lugares donde antes no llegaba”, destacaron algunos usuarios en twitter. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos sesionará en Argentina a partir del 22 de mayo. El Estado de derecho también se está quedando afuera del mundial. Morales sigue y Bauza no.

¡Felices Pascuas!: menos rosca y más huevos

Pensar en voz alta los que quedan afuera de google, los que no son nada ni pueden serlo, los que no son parte de las negociaciones, los que no engrosan los índices de crecimiento ni están en el discurso del panelista transgresor es meditar sobre los crucificados: esos tipos que se desangran lejos de la Santísima Trinidad en un país asistido por la inercia, no por el milagro; más preocupado por la rosca que por los huevos. La casa nunca estuvo en orden, pero algunos ni siquiera pueden pagar el alquiler de su propia línea de tiempo. La veneración de una altura que está cada vez más lejos. Pascua para ellos es:

La multiplicación de los panes para celíacos

Donde mires hay quilombo, pero está todo bien.

Todos podemos protestar mientras no protestemos

Si los policías y docentes se encuentran en la puerta de la escuela. ¿Quién baja la mirada? “No soy Menem, a mí la carpa blanca no me la ponen”, afirmó Macri, sin carpa. El gobierno del ex presidente de Boca tira gas pimienta cuando las cosas van mal: total normalidad. “De atacar a los docentes no se vuelve”, rezaba una de las placas de Crónica TV. Otros medios de comunicación cubrieron la instalación de la Carpa Blanca entre comillas: comillas para referenciar a los docentes, comillas para advertir represión, comillas para aludir al gas pimienta. Comillas como apéndices del protocolo de seguridad. En las Pascuas las comillas representan la figura de Poncio Pilato, quien según los evangelios canónicos, tomó agua y se lavó las manos delante de la gente diciendo: “Inocente soy de la sangre de este justo. Vosotros veréis”. Lo que va entre comillas tiene más de 2000 años de historia, no es de nadie y es de todos.

Foto: Joaquín Salguero

También somos lo que no chequeamos

Otros tantos, con la complicidad de varios dirigentes y comunicadores, difundieron una foto falsa de una docente golpeada en Plaza de los dos Congresos. Error: la imagen ni siquiera pertenecía a una maestra argentina. Se trataba de una señora atropellada en las cercanías del hospital Sor Juan de Dios en Venezuela, hace dos años. Esa falacia no invalidaba el reclamo pero sí lo deslegitima como prueba y dio motivos y objeciones virales a muchos para defender lo indefendible.

Las paredes se limpian: las pibas no vuelven

El femicidio de Micaela conmocionó el país y nos puso a todos de acuerdo durante 15 segundos. Tras la indignación, muchos siguieron hablando del diámetro de las polleras como variable de muerte, otros atacaron doctrinas como causales, más enojadas con los enemigos políticos que con el violador y asesino. Que la chica haya salido a las 5 de la mañana de un boliche es la primera parte de un silogismo macabro que debe terminar en sangre. El drama de un tiempo en donde los agravantes no funcionan como agravantes, funcionan como atenuantes.

Continúen hablando de las polleras

Tras la muerte de Micaela, el Estado empezó a buscar a Araceli, otra joven desaparecida en San Martin desde el 1 de abril. 10 días sin buscarla hasta que llegó el efecto contagio: La policía no rastrilló la zona y el ministerio de Seguridad no otorgó recompensa hasta que el femicidio de Gualeguay fue directo a su cara. Cuando encontraron a Ornella muerta en Tucumán por estrangulamiento mecánico, subieron la recompensa.

A las víctimas las buscan las víctimas

El mismo día en que el juez Carlos Alfredo Rossi –que dejó libre a Wagner menospreciando informes que lo querían en la sombra– pidió licencia por stress, el pedófilo Julio César Grassi fue beneficiado por el 2 x 1 y podrá salir antes de la cárcel. Así lo confirmó Juan Pablo Gallego, abogado de algunos de los menores que denunciaron los abusos del religioso. En ese lugar detrás de los ojos donde la realidad se vuelve insoportable, donde las bestias no dan tregua, donde los evangelios no llegan, se filtran otras noticias que no llegan desde la solución sino desde un vistazo de brillantina: “¿Cómo sigue la vida de Calu Rivero después de desinstalar WhatsApp?”.  Fue la nota más leída de la semana. Sigan validando este mundo de mierda.