Noticias Destacadas

Violencia de Género

Una mujer podría ser condenada a prisión perpetua por matar a su marido al intentar defenderse de una golpiza

Una mujer de 33 años podría ser condenada a prisión perpetua por acuchillar a su marido, hace dos años, al intentar defenderse de una golpiza de la que era víctima.violencia de género

Se trata de Nora Amaya quien tras el hecho estuvo presa en distintas cárceles durante once meses y ahora espera el final del juicio cumpliendo arresto domiciliario en su casa de la localidad de Villa Corina, partido de Avellaneda.

El próximo miércoles la mujer imputada por “homicidio” escuchará los alegatos en el juicio en su contra, en el que puede recibir una condena a prisión perpetua, acusación que se mantuvo a pesar que en el expediente existen pruebas de los 10 años de violencia extrema que padeció, con golpes, insultos y abusos sexuales permanentes.

El hecho por el que está imputada ocurrió en diciembre de 2012 cuando su marido, Claudio Velázquez, llegó ebrio a la casa y ella para evitar ser agredida y golpeada agarró un cuchillo y lo hirió en el abdomen, provocándole la muerte.

La mujer tiene tres hijo, dos de los cuales son de Velázquez y uno de ellos habría sido concebido, según contó la mujer ante la Justicia, en un ataque de abuso sexual.

En diálogo con Diario Popular, la abogada Patricia Sanmamed, que representa a Nora, explicó: “Este caso es paradigmático de todo lo que nos falta como sociedad para entender lo que padecen muchísimas mujeres, víctimas de violencias”.

El juicio que se está realizando en el Tribunal Oral Criminal N° 6 de Lomas de Zamora, está llegando a su fin y ya declararon ante los jueces, peritos, familiares y vecinos.

Todos ya habían dado testimonio de la violencia extrema que padecía la mujer durante la etapa de instrucción del caso.

La abogada de Nora destacó que su defendida nunca recibió asistencia, ni antes de la última agresión que sufrió de su pareja y tampoco después.

“Nora debe ser absuelta, porque las pruebas del infierno que padeció son innumerables y los propios peritos que realizaron informes sostienen la existencia de un trastorno mental transitorio producto de la violencia, y lo denominaron reflejo condicionado por el miedo”, señaló la letrada.

Durante el debate, el hijo mayor de la mujer, de 15 años, contó detalles de la vida que tenían cuando Velázquez estaba vivo.

“Cómo este hombre los maltrataba, los humillaba, explicó que su propia mamá les pedía muchas veces que se fueran a la casa de una abuela para no estar presentes cuando llegaba el golpeador. El chico siempre intentaba proteger a su mamá y era golpeado sin piedad por el hombre”, dijo la abogada.

Otro testimonio importante que escucharon los jueces fue el de una vecina de Nora, que vivía en la casa lindera: “Yo sufría con ella, porque escuchaba todo lo que este hombre le decía. Los insultos, los golpes. Los gritos de los nenes. Un horror”.

 

Imagen : izquierdasocialistamalaga.blogspot.com