Violencia mediática y simbólica

Una más y van…: Clarín volvió a reirse de la violencia de género

En una práctica que ya es costumbre, el diario de Magnetto se burló de una víctima de femicidio en una crónica policial.

Imagen : Diario Registrado

Tal como sucedió con la asesinada Melina Romero, a la que Clarín señaló como “una fanática de los boliches que abandonó la secundaria”, o como el reciente femicidio de Camila García, sobre quien el periódico subrayó que le fue infiel al novio, el autoproclamado ´gran diario argentino´ lo volvió a hacer: ahora se rió de una mujer que fue asesinada por su yerno.

La crónica del periodista Rolando Barbano comienza con la frase “hay amores que hacen volar” y el resto del texto no es menos pueril en su perfil de periodista que pretende ser canchero y se burla de la víctima de un crimen. Pero más allá del texto periodístico, el foco está en el título, que aprovecha un femicidio para ponerle “gancho” a la nota a través del estilo misógino que el periódico viene militando desde hace años.

El caso se produjo en Catamarca, donde una mujer fue asesinada por su yerno, que de esa manera se “vengó” de que su suegra se opusiera a la relación sentimental de su hija.

Otra búsqueda de hacer humor en medio de una crónica que se pretende seria es la calificación de “bomberman” que usa el diario en el epígrafe de la foto que acompaña la nota. ¿Hacía falta? No.

El interrogante, en este caso y en todos los que Clarín se burla de las mujeres asesinadas es cuántas víctimas más de violencia machista tendrá que haber para que la prensa se tome en serio este drama que deja largas decenas de víctimas cada año.

"Bomberman"

“Bomberman”