Noticias Destacadas

Monte Maíz

Una localidad cordobesa le puso freno a los agrotóxicos

El Concejo Deliberante de Monte Maíz, donde un relevamiento científico arrojó que la población sufre tres veces más cáncer que la media nacional y tres veces más de abortos espontáneos por el uso de agrotóxicos, aprobó anoche por unanimidad los primeros seis puntos de una ordenanza que prohibirá la circulación de “mosquitos” (aviones) de fumigación y la existencia de depósitos de agroquímicos dentro del ejido urbano.montemaiz

“Aunque no se terminó de sancionar, lo que pasó anoche fue un paso fundamental porque logramos votar estos seis puntos por unanimidad. Esto demuestra que se ha generado una conciencia en todo el pueblo y que hay una unidad de todos los sectores por mejorar la vida en Monte Maíz”, expresó en diálogo con Télam el presidente del Concejo Deliberante, Ignacio Silva.

“Esto demuestra que se ha generado una conciencia en todo el pueblo y que hay una unidad de todos los sectores por mejorar la vida en Monte Maíz” Ignacio Silva, presidente del Concejo Deliberante

Silva detalló que entre los puntos aprobados estuvo el que generaba más debate, que era el que fijaba los metros para la zona de resguardo, es decir, el límite a partir del cual se puede fumigar.

“Lo que se logró consensuar es que recién a partir de los 500 metros de la última casa se puede fumigar con agroquímicos clase tres y cuatro, es decir, los menos tóxicos. En estos 500 metros se creará una barrera forestal y recién a los 1.000 metros de allí se podrán usar los agroquímicos más nocivos”, describió el edil.

El Concejo Deliberante votó además que recién a partir de los 2.000 metros se podrá fumigar con aviones.

“La semana que viene se debatirán otros puntos, como la prohibición de los ‘mosquitos’ que son fumigadores aéreos dentro de la ciudad, y de depósitos de granos y agroquímicos, pero en esto sabemos que hay acuerdo así que calculamos que la ordenanza se sancionará en dos semanas”, sostuvo.

Monte Maíz es una localidad de 8.000 habitantes ubicada en el sureste de la provincia de Córdoba, en el Departamento Unión.

En 2005, el entonces director del Hospital local, Hugo Betiol, denunció la emergencia de un elevado número de enfermos de cáncer, lupus y niños con malformaciones, situación que dio nacimiento a una organización de vecinos denominada Red de Prevención Ambiental y por la Salud de Monte Maíz.

Dos años después, la Red junto a maestras del pueblo llevaron adelante un censo de salud en todas las viviendas, pero sus resultados nunca fueron entregados a la población.

En 2014, apoyados por el intendente kirchnerista Luis Trotte, los vecinos convocaron a la Red de Médicos de Pueblos Fumigados y, finalmente, un equipo interdisciplinario de la Universidad de Córdoba y de La Plata realizó un campamento sanitario en octubre que durante cinco días relevó, entre otras cosas, la historia clínica de al menos 594 personas, además de tomar muestras de suelo y agua.

Entre los datos más significativos arrojados por el relevamiento figuró que mientras que la expectativa de nuevos casos de cáncer para un pueblo como ese era de 11 por año, Monte Maíz había registrado en lo que iba de 2014 un total de 35 casos.

A su vez, tenía un porcentaje de abortos espontáneos de 9,98 por cada 1000 (cuando la media nacional es de tres por ciento) y el 50 por ciento de los niños de entre 6 y 7 años tenían problemas respiratorios (cuando la media a esa edad es del 10 por ciento).

“La sanción de esta ordenanza es importantísima para los vecinos. Hace meses que venimos trabajando en ella y años que luchamos por esta problemática. Le hemos dedicado miles de horas, de esfuerzo, y significa poder vivir en un pueblo más sano”, expresó por su parte Verónica Llopis, miembro de la Red.

Y añadió: “por supuesto que una vez sancionada habrá que trabajar mucho más para controlar, la sanción no es el fin sino el principio, pero será una herramienta muy valiosa para que podamos luchar”.

Por su parte, Medardo Ávila Vázquez, el médico de la Universidad de Córdoba que dirigió el relevamiento, afirmó que “esta ordenanza es una victoria de los derechos humanos, de la vida y la salud sobre el agronegocio”.

“Todos los investigadores nos sentimos profundamente satisfechos, nosotros hicimos un diagnostico y dimos una recomendación y el pueblo creyó en nosotros y también en los vecinos que venían luchando porque esto cambiara”, sostuvo el médico pediatra que recibió más de una amenaza y acoso laboral tras esta investigación.

Ávila Vázquez describió que cuando realizaron el relevamiento detectaron 270 familias vinculadas al campo que tenían “3,5 veces más prevalencia de cáncer aún que la media de la población de Monte Maíz, que ya de por sí es más alta que la media provincial”.

“En el Concejo Deliberante hay propietarios de campo, personas que se verán afectadas económicamente por la ordenanza y aún así votaron a favor, y esto implica una toma de conciencia acerca de que no se puede seguir produciendo más a costas de la salud de la gente. Monte Maíz, un pueblo en el corazón del agronegocio, está dando una lección a todo el país”, concluyó.

 

Imagen : Página 12.com.ar