Inclusión

Una docente aprobó a una alumna que empezó un examen admitiendo que “no sabía nada”, tras cambiar el eje de la evaluación

Ante una alumna de 14 años que empezó una evaluación aclarando que “no sabía nada”, una docente decidió cambiar el eje del examen, encontró motivos para valorar los conocimientos de la chica adquiridos en su experiencia de vida y finalmente la aprobó para que pase de año en una escuela de Sierra de los Padres, cerca de Mar del Plata.aprueban alumna

La experiencia fue volcada en su blog personal por la docente Lucía Gorricho, que terminó conmovida por la oportunidad de encontrar la forma de aprobar a la alumna, una joven de nacionalidad boliviana que vive y trabaja en una quinta frutihortícola.

El relato de la docente sobre su experiencia en una escuela de Sierra de los Padres, que parece reflexionar sobre el sistema educativo y la inclusión, se viralizó en Internet.

Según contó en su publicación Gorricho, el año pasado tomó horas de docencia en una escuela de Sierra de los Padres, en el partido de General Pueyrredón, con una población de cuatro mil habitantes, lugar al que describe como “parte del sistema montañoso de Tandilia y está compuesto por sierras de unos 150 metros de altura. La vegetación es muy diversa y se pueden apreciar pastizales, monte y bosque”.

También señala que en el lugar conviven “un barrio residencial con calles que respetan la topografía y campos productivos ubicados sobre los márgenes; siendo el más destacado en la actualidad por su rentabilidad, el cultivo de frutillas”.

“Hay varias agro-empresas operando en la zona y todas contratan mano de obra boliviana y han recibido diversas denuncias por parte de organizaciones sociales y ambientales que señalan, no sólo situaciones de semi-esclavitud en relación a la mano de obra, sino que han advertido sobre el uso de agroquímicos como parte del paquete tecnológico de producción” añadió.

En la escuela fue citada para evaluar una alumna a la que le faltaba una materia para pasar de año y el director del establecimiento le anticipó que su “nivel académico no era bueno pero que era una alumna que se esforzaba mucho para estar en la escuela”.

“Como no fue estudiante mía decidí preguntarle a ella los temas que habían visto en geografía el año anterior; pero no se acordaba ninguno. Con piel morena y voz muy bajita, me dijo que no había podido estudiar porque no tenía libro ni carpeta. Entonces le dije que yo tenía toda la voluntad de aprobarla pero que era fundamental que escribiera algo que justificara la nota”, siguió la docenteen el relato volcado en su blog.

 

Imagen : MDZ Online