Noticias Destacadas

Alto La Sierra, Salta

Una amiga de la nena wichí contó cómo fue el ataque

Una nena de 14 años de edad, amiga de la pequeña de 12 años que fue violada por ocho hombres en el paraje Alto La Sierra, contó ayer este ataque y señaló, con nombres, a cada uno de los ocho que participaron del hecho.comunidad wichi_1

La declaración de la testigo menor de edad se realizó a través del sistema de Cámara Gessel, con una psicóloga del Servicio de Asistencia a la Víctima (SAVic) y la traductora Sandra Pisco.

Según trascendió, la nena ratificó lo que ya se sabe sobre la agresión concretada a fines de 2015, contó que junto a la víctima y otra amiga, también menor de edad, volvían de comprar pan, a media mañana, y que un grupo de cinco hombres mayores y tres jóvenes las siguió, hasta que en determinado momento agarraron a la pequeña y “la arrastran hacia el monte”. Ella intentó ayudarla pero uno o dos de los atacantes la “sacaron corriendo”.

La testigo dijo que escuchó que su amiguita lloraba y se quejaba. Junto a la otra amiga buscaron ayuda, cuando volvieron con vecinos encontraron el cuerpito inerte. En un primer momento pensaron que estaba muerta, alguien llamó a la Policía y el agente Simón García revisó a la víctima y buscó una ambulancia.

La testigo presencial declaró ayer luego de reiterados pedidos para que asistiera. El fiscal Armando Cazón sostuvo que está convencido de que recibió amenazas, además de la reticencia a presentarse, una afirmación de la nena pareció apuntar en ese sentido: dijo que temía que la detuvieran, un término que para el fiscal es ajeno al habla habitual del pueblo wichí. La otra testigo del hecho también debía declarar en la víspera pero será citada nuevamente, debido a que ahora reside en Formosa.

Falsedad ideológica

En medio de la conmoción provocada por la difusión de que la nena víctima había quedado embarazada y que no estaba siendo asistida, ayer también fueron indagados el médico Juan Carlos Limache Mamaní y el bioquímico Ramón Bustamante, a quienes se investiga por supuesta falsedad ideológica en relación a este hecho.

Compatibles

Limache Mamaní revisó a la niña y concluyó que tenía lesiones compatibles con abuso sexual; Bustamante, gerente del Hospital de Alto La Sierra, firmó este informe. Trascendió que este último sostuvo ayer que sabía que estaba mal que firmara un informe que no era suyo, pero que lo hizo apremiado por la presencia de una manifestación de miembros del pueblo wichí y porque la Policía urgía por un informe médico. “Es una situación atendible”, razonó el fiscal Cazón.

Ni bien ocurrió el hecho el fiscal pidió la detención de los acusados, pero en febrero pasado el juez de Garantías Fernando Mariscal Astigueta los dejó libres, luego de que apareciera un certificado del médico policial Víctor Flores que decía que no había encontrado huellas de abuso sexual. Sin embargo, Cazón insistió que el testimonio de la nena que declaró ayer es “fundamental” y prueba la existencia de la violación. Ahora se espera que el juez ordene la detención de uno de los acusados.

Imagen : nuevodiariodesalta.com