No paran nunca

Un represor fue condenado a un año y medio de prisión por violencia de género

Ramón Ojeda Fuente es responsable del delito de “lesiones leves agravadas por el vínculo y por haber mediado violencia de género”. El mismo estaba bajo el régimen de prisión domiciliaria por delitos de Lesa Humanidad. “Tus nietos pueden desaparecer”, era su amenaza más común.

Imagen : Ni Una Menos

Los jueces Raúl Horacio Llanos, María Cecilia Maiza y Marcelo Alvero fijaron una pena de un año y seis meses de prisión por violencia de género a un condenado por delitos de lesa humanidad.

Para el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº24, Ramón Ojeda Fuente es responsable del delito de “lesiones leves agravadas por el vínculo y por haber mediado violencia de género”. Habían pedido cinco años y diez meses de prisión, al considerar que también había privado de la libertad a la víctima.

Según el portal Fiscales.gob, Ojeda Fuente estaba bajo el régimen de prisión domiciliaria pero los jueces ordenaron su libertad. Ahora ya ni siquiera le pesa la pena de prisión pero tiene una prohibición de acercamiento y contacto con la víctima.

En diciembre de 2013 Ojeda, de 71 años, fue condenado sin sentencia firme en el marco de la causa “Arsenales II-Jefatura II” a 20 años de prisión por los delitos de asociación ilícita agravada, violación de domicilio, privación ilegítima de libertad, tormentos agravados, torturas seguidas de muerte, y homicidio agravado por alevosía, con el fin de lograr impunidad y por el concurso premeditado de dos o más partícipes.

Carmen, la expareja del torturador, declaró: “Me quitó las ganas de ser mujer, las ganas de vivir”. Después se refirió al infierno vivido en su departamento, los días de aislamiento y el momento del escape. El hombre la dejaba encerrada desde que se mudaron en mayo de 2016. Ojeda Fuente se iba y se llevaba el único juego de llaves, y la amenazaba con matarla a ella y a su familia si trataba de escapar o de pedir ayuda.

El 28 de julio de 2016, el hombre volvió a la casa donde vivía con la víctima, como no podía abrir la puerta pidió ayuda al encargado. Cuando entró, golpeó a su pareja en la boca mientras le decía: “te voy a matar, llegó tu hora; tengo conocidos y voy a matar a tus hijos y nietos”. La empujó y ella se golpeó la cabeza. “Vos sos una sirvienta, tengo derecho a matarte”. En un momento, la mujer cayó al suelo, lo que Ojeda Fuente aprovechó para patearla en la cintura y arrastrarla por el piso mientras la agarraba del cabello.

“Te voy a matar, llegó tu hora; tengo conocidos y voy a matar a tus hijos y nietos. Soy tu dueño y de acá no te vas a ir”, sostenía, pero la víctima logró escapar del departamento y logró pedirle ayuda al encargado de seguridad que estaba en la planta baja. Él la escondió y llamó a la policía, quienes llegaron a los pocos minutos y detuvieron a Ojeda. Ella fue trasladada al Hospital Ramos Mejía.

Por su parte, Ojeda Fuente negó tener una relación con la víctima y sostuvo que se trataba de una empleada doméstica a la que había contratado y la definió como “una mujer que buscaba candidatos maduros para quedarse con su patrimonio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *