Buenos Aires

Un programa sobre violencia de género enseña a l@s jóvenes a identificar un noviazgo violento

“Si te insulta, te cela, te controla el celular o tu Facebook y no acepta a tu familia y amigas, estás en un noviazgo violento”, le enseñan a los adolescentes los equipos de la Secretaría de Niñez y Adolescencia bonaerense que visitan las escuelas con un programa que apunta a prevenir la violencia de género.Noviazgos violentos no

Se trata de la iniciativa “Noviazgos Violentos”, que desde el 2012 lleva adelante el gobierno bonaerense con talleres dirigidos a alumnos de entre 12 y 16 años, y con la capacitación en municipios para que se trabaje en la prevención de la violencia de género desde la adolescencia.

Norberto Lima, asesor de la Secretaría de Niñez y Adolescencia de la provincia de Buenos Aires, explicó a Télam que “el objetivo de los talleres es hablar con los pibes y darles a saber cuáles son las señales de alarma, qué es lo que tienen que tener en cuenta, para saber que están en un noviazgo violento”.

“Se trata de desnaturalizar paradigmas machistas, que sepan que pueden decir que no a esas situaciones de maltrato, que tienen derecho a vivir de otra forma, que no es como en el tiempo de nuestras abuelas que te decían ´te tocó esto en la vida, bancátela´”, afirmó.

Lima aclaró que en un taller, que dura dos horas y media, “no damos vuelta el paradigma pero al menos lo replanteamos”.

Los equipos de la Secretaría que están a cargo de llevar adelante el Taller de Noviazgos Violentos utilizan el video del grupo musical español Porta “La Bella y la Bestia” o el video “Malo”, que tratan situaciones de violencia en la pareja, como disparador del debate con los alumnos.

“Y en el marco de una dinámica grupal les contamos cuáles son las cosas que deben despertar la alarma de que se está en un noviazgo violento”, precisó.

El asesor bonaerense detalló que un adolescente, hombre o mujer, debe estar alerta si su pareja “los humilla, les falta el respeto, les controla el celular o la cuenta del Facebook o procura el aislamiento de sus seres queridos, es decir le dicen que su familia o sus amigas no sirven”.

“Deben saber, quienes atraviesan estas situaciones, que pueden decir que no, que es un fenómeno de violencia”, afirmó y destacó que los talleres “trabajan todo lo que es posición de género”.

Contó que en las discusiones que se generan en los talleres se enganchan no solo las chicas, sino también los varones, a pesar de que las estadísticas indican que la mayoría de las víctimas de violencia de género son mujeres.

“Las charlas repercuten adentro de la familia, hay un replanteo de cosas; se les orienta para que pidan ayuda, para que se animen a hablar de esto”, destacó.

A las o los adolescentes que atraviesan un noviazgo violento se les orienta para que “pidan ayuda a su familia, a los equipos técnicos de la escuela, a los trabajadores sociales de las unidades sanitarias de su barrio, que ya están atentos a la problemática, o incluso al pastor o cura que no estén en el machismo”.

“Se les dice que no tenés que pedir permiso a tu pareja para hacerlo todo, que hombres y mujeres hoy tienen las mismas oportunidades y derechos y ya al problematizar y replantear estos paradigmas se logra un cambio”, destacó Lima.

LAS SEÑALES DE ALARMA


Los profesionales a cargo del taller “Noviazgos Violentos” de la Secretaría de Niñez y Adolescencia bonaerense tratan de enseñar a las o los adolescentes a estar pendientes de estas señales de alarma que permiten detectar si se está viviendo una relación violenta:
– La falta de respeto, los insultos y humillaciones.
– Los celos.
– El control del celular, el leer los mensajes de texto o las llamadas telefónicas que se reciban o hagan.
– El control de las redes sociales como el Facebook.
– Cuestionar la ropa que vista la pareja.
– Si cuestiona a la familia o el grupo de amigos hasta el punto de decirles que éstas “no sirven” y propiciar el aislamiento.

 

Imagen : crisalidaunaesperanzaperenne.blogspot.com