Noticias Destacadas

Cipolletti

Un grito de dolor por el triple crimen

Más de 800 personas acompañaron la manifestación exigiendo justicia.triple crimen

Un grito de dolor fue la escena que se repitió y simbolizó la movilización a 18 años del primer triple crimen de Cipolletti. Una importante cantidad de personas se concentraron en la plaza San Martín para recordar a María Emilia González, su hermana Paula Micaela y su amiga Verónica Villar.

La manifestación también se enfocó en el resto de femicidios de la comuna y varios casos impunes en la región. Hubo mucho colorido, pegatinas y un fuerte contenido artístico. Un grito desgarrador al final de cada intervención marcó el pulso de la movilización. Las pintadas en la comisaría fue otro momento intenso.

El miércoles se cumplió un nuevo aniversario del trágico 11 de noviembre de 1997, cuando encontraron sin vida a María Emilia de 24 años, Paula Micaela de 17 y Verónica de 22.

Ofelia Mosconi, madre de Verónica, encabezó la protesta que congregó a diferentes organizaciones sociales exigiendo justicia para todos los casos de femicidio. Junto a Ofelia marchó Asunción, padre de Sergio Ávalos, quien desapareció misteriosamente en el 2003. Más de 800 personas se concentraron para copar las calles de la ciudad y mantener con vida el recuerdo del primer triple crimen.

“Estoy conmovida por el apoyo de la gente y de las organizaciones”, expresó Ofelia.

El caso que conmocionó a la región y al país tiene un solo condenado. Se trata de Claudio Rodolfo Kielmasz, actualmente en el penal de Río Gallegos cumpliendo la condena de reclusión perpetua.

Agostina, hija de María Emilia, habló sobre la causa: “Esta historia siempre me va a acompañar, pero voy a intentar ser feliz”.

 

Imagen : rionegro.com.ar