Noticias Destacadas

Buenos Aires

Un foro feminista frente al libre comercio

La Organización Mundial del Comercio (OMC) hará su 11º Conferencia Ministerial en Argentina del 10 al 13 de diciembre. ¿De qué se trata la agenda de la OMC y por qué es un tema importante para mujeres, trans, travestis, lesbianas y la disidencia sexual?¿En qué consisten las actividades en la Semana de Acción Global? Una serie de organizaciones se preparan para participar de de la Cumbre de los Pueblos en la Semana de Acción Global contra el libre Comercio.

Imagen : Página12

Los acuerdos comerciales que incluyen cuestiones como inversiones y (des)regulaciones estatales, tienen efectos concretos y cotidianos. Nuestra vida es modificada y estructurada por las corporaciones, las multi y transnacionales. Su incidencia va desde la calidad de lo que comemos, qué enfermedades contraemos, a qué tratamientos podemos acceder, que consumimos y hasta cómo son nuestras condiciones laborales. Es decir intervienen activamente en nuestras vidas.

Nos asedian los femicidios y las violencias machistas físicas y simbólicas todos los días, ya conocemos las cifras de un femicidio y transfemicidio cada 18hs. Las compañeras trans solo tienen una expectativa de vida de 35 años, y pensando en este escenario ¿cuáles son las oportunidades reales de acceso a derechos que tienen en este contexto de ajuste y retrocesos? Como nos organizamos económicamente también tiene un rol central para que se perpetúen todas estas violencias, las violencias económicas son cotidianas. Es por eso que es necesario volver a hablar del trabajo, los remunerados, los que no, nuestras condiciones de vida materiales y cómo nos organizamos y sostenemos nuestras vidas. Nosotrxs somos una parte fundamental del sistema que se sostiene a costa de nuestra desigualdad.

La economía necesita urgente volver a incorporar miradas desde los movimientos sociales, y es allí donde se vuelve central que puede hacerse con la economía feminista, heredera de un legado del feminismo de los ‘70 donde el debate sobre trabajo doméstico fue crucial. Es necesario que el reconocimiento de impactos negativos no solo se fije en la dimensión monetizada o mercantil sino en los efectos sobre los trabajos no remunerados, esto es, que toda la precarización de la vida se sostiene gracias a un mayor trabajo de cuidados no remunerado. Desde el enfoque de sostenibilidad de la vida, todas políticas que se proponen desde el libre comercio y los tratados comerciales van en una dirección contraria a la soberanía de los pueblos: la excluyente prioridad de valorizar el capital, rindiéndole ganancias, quita toda posibilidad de descentrar los mercados y poner la vida en el centro. Es así como los derechos de los pueblos quedan a rezagados y desprotegidos.

Un foro feminista frente al libre comercio, en este sentido, es necesario porque la firma y el posterior éxito de los acuerdos es posible porque se asienta sobre una arquitectura desigual con respecto a las relaciones de género, al mismo tiempo que sus efectos se refuerzan y profundizan en esa estructura que es a su vez patriarcal y heteronormada. Estos acuerdos y negociaciones terminan reforzando la división internacional del trabajo y la misma división sexual y racial del trabajo.

En un contexto de ajuste fiscal y con una agenda marcada por las corporaciones, vemos la importancia y necesidad de analizar los impactos, las retroalimentaciones y las alianzas posibles para revertir estas políticas. La asamblea y el foro está convocada a abrir instancias de formación y de debate libre y gratuita entre mujeres, trans, travestis, lesbianas, migrantes, desplazadas, refugiadas, afrodescendientes, indígenas, cooperativistas, bisexuales, no binaries y disidentes, para pensar estrategias y coordenadas para poder enfrentar la agenda del libre comercio.

El Foro y la Asamblea Feminista frente al libre comercio se va a realizar en el marco de la Cumbre de los Pueblos el 11 de diciembre. Se eligió esa fecha porque se realizará en Argentina la 11va Reunión Ministerial de la OMC donde el gobierno argentino busca convertir a nuestro país en la sede del relanzamiento en esta nueva fase de liberalización.

En ese sentido, el foro y el llamado a la asamblea es un espacio para crear lazos y redes. Por un lado, invita a compartir saberes y experiencias para entender qué nos pasa y por otro a crear para resistir estos impactos que lejos de ser tan solo otra reunión ministerial de la OMC o el próximo G-20, tendrán efectos nocivos para los próximos años.

La propuesta es poner en escenario los impactos de libre comercio desde una óptica feminista. Los principales ejes que propone son: las tramas de la violencia económica y el impacto del libre comercio, cómo afecta la apertura comercial en las condiciones de vida y alternativas de base para el cambio, los impactos del libre comercio en el mundo del trabajo, propuestas, alternativas y resistencias frente al libre comercio.

Contará las intervenciones disparadoras de activistas feministas de distintos países: como Ranja Sengupta (India), Mariama Williams (Jamaica), Graciela Rodríguez (Argentina-Brasil), Corina Rodríguez Enríquez, Norma Sanchís, Veronica Gago, Claudia Korol, Alba Rueda, Alma Espino (Uruguay) y Analba Brazao, Juneia Batista, Francimar dos Santos Junior (Brasil), entre otrxs.

Se realizarán actividades en paralelo como la presentación del libro de la campaña gráfica #VivasNosQueremos, “la OMC y sus nuevas estrategias” de la REBRIP y la Red de Género y Comercio, y “El trabajo doméstico invisible en la obra de Isabel Larguía- John Dumoulin. Tensiones entre feminismo y marxismo en América Latina y el Caribe” de Mabel Belluci y Emmanuel Theumer. Además se presentará el Registro Nacional de Femicidios y la Consulta Popular de Las Mujeres #VivasNosQueremos y dos charlas: de la Red de Defensoras del Ambiente y el Buen Vivir y Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos, y otra sobre las particularidades del comercio electrónico y la revolución 4.0

Para tejer redes interregionales la Asamblea Feminista frente al libre comercio invita a participar desde las 18hs con la bienvenida a cargo de Nora Cortiñas, Marlene Wayar, Melike Yassar, Marta Dillon y Claudia Korol. En palabras de la economista feminista Amaia Pérez Orozco “hay que democratizar la resistencia y esto es, al mismo tiempo que todxs podemos resistir, tenemos que politizar nuestra cotidianidad.

Todo el programa de la Cumbre de los Pueblos con más de 14 foros y actividades simultaneas se puede encontrar en https://fueraomc.org/programa/

Un foro feminista frente al libre comercio, en este sentido, es necesario porque la firma y el posterior éxito de los acuerdos es posible porque se asienta sobre una arquitectura desigual con respecto a las relaciones de género, al mismo tiempo que sus efectos se refuerzan y profundizan en esa estructura que es a su vez patriarcal y heteronormada. Estos acuerdos y negociaciones terminan reforzando la división internacional del trabajo y la misma división sexual y racial del trabajo.