Noticias Destacadas

Buenos Aires

Un comisario de la Policía Federal denunciado por violencia de género

El hecho se dio en Capital Federal en horas de la tarde del sábado pasado. La denuncia la tomó la comisaría 4° de la Policía de la Ciudad.

Imagen : 8300web

Una mujer denunció a su pareja, un comisario de la Policía Federal Argentina (PFA), por un episodio de violencia de género, en la que resultó golpeada y amenazada de muerte con un arma de fuego, delante de sus cinco pequeños hijos, en un hecho registrado en el interior de una vivienda del barrio porteño de Montserrat.

Tras ratificarse la presentación ante la Justicia, se dispuso que el hombre quedase detenido, aunque luego fue liberado, al mismo tiempo que se iniciaron los trámites para imponer una orden de restricción de acercamiento.

Según trascendió, pese al hermetismo, el hecho ocurrió el pasado sábado, en horas de la tarde, en una vivienda del barrrio de Monserrat, donde el jefe policial protagonizó el violento incidente atacando a su concubina e intimidándola con su arma reglamentaria, ante la mirada de los niños. A pesar de la traumática situación, la joven, de 33 años, dio aviso al 911 y personal de la comisaría 4ª de la Policía de la Ciudad se hizo presente en el lugar.

“Los efectivos se entrevistaron con la mujer, que denunció que su pareja, un comisario que brinda servicios en la Superintendencia Federal de Transporte de la Policía Federal Argentina, acababa de golpearla y amenazarla de muerte con su arma delante de sus cinco hijos menores de edad y que se encontraba alterado”, indicaron los investigadores del caso.

Ante estas circunstancias, los uniformados ingresaron al domicilio y encontraron al acusado “que se veía tranquilo”, aunque nadie explicó si reconoció o no su autoría en el hecho sobre el que se lo acusaba.

En concreto, tras la consulta al fiscal de Instrucción, Ariel Yapur, se secuestró la pistola Bersa Thunder 9 milímetros que portaba el comisario, se lo notificó de las actuaciones iniciadas y finalmente, se dispuso alojarlo en la alcaidía de los Tribunales porteños, pero más tarde resultó liberado. No obstante, el episodio también está siendo analizado por Asuntos Internos de la Policía Federal.

En tanto, la mujer fue acompañada a la sede judicial para realizar los trámites para obtener una orden de restricción de acercamiento, como medida preventiva.