Noticias Destacadas

Tucumán: Igual trabajo, distinta remuneración

Un estudio llevado adelante por el Área de Economía de la Fundación del Tucumán dió como resultado que las mujeres de esta provincia norteña, perciben salarios inferiores en un 29% al de los hombres. El informe Análisis Regional, arrojó que mientras en promedio un tucumano gana $1.636, las mujeres del lugar perciben aproximadamente $1.164, colocándolas con una disparidad mayor al de las provincias de la misma región como Catamarca, Jujuy, Salta y Santiago del Estero.

Según este análisis quedó demostrado, que la diferencia por género en dicha provincia es la mayor del NOA, y que la misma se hace aún más evidente entre quienes tienen el primario completo y estudios secundarios incompletos, señalando que para esos segmentos, “el Coeficiente de Discriminación supera el 60%”.

Los datos recabados por el Indec y el Ministerio de Economía de la Nación y en este caso analizados desde el punto de vista salarial, muestra la determinación que tiene el factor Educación, aunque más allá de esto, los salarios masculinos tienen más variaciones que los femeninos, según los especialistas a razón de que el “perfil productivo tucumano, dentro del mercado laboral de algunas actividades, coloca al hombre en un rol más preponderante que el de la mujer”.

Siguiendo esta misma línea, dicho estudio arriba a la conclusión de que las mujeres tienen menor variabilidad en sus salarios, “es decir, pese a ganar menos en promedio, tienen una menor probabilidad de cobrar salarios demasiado bajos o altos que los hombres”.

Se señala además que en promedio, “en la región, los hombres ganan un 23% más que las mujeres, la mayor diferencia tiene lugar en la Provincia de Tucumán, dónde ésta es igual al 29%, mientras que la
menor se registra en Santiago del Estero con un 5%”.

También se da cuenta de que este porcentaje al que se llega a través del análisis de estos datos se denomina coeficiente
de discriminación, el cual sirve para medir “el efecto de los prejuicios
contra ciertos grupos de personas”, manifestando en el informe, que pese a no haber motivos por los cuales las mujeres deban recibir un salario menor, “sus empleadores consideran a la diferencia que éstas dejan de percibir como una compensación por tener que emplearlas”.

El estudio también refiere, que hay empleos “en los que quizá las mujeres si tengan una desventaja, cómo ser los que requieren
un mayor esfuerzo físico, dónde los hombres tienen una ventaja biológica por sobre ellas, sin embargo, ésta clase de empleos se encuentran concentrados en los de salarios más bajos, por lo
que en el agregado su incidencia es muy baja”.

Debe mencionarse que en Salta, mientras el promedio salarial de los hombres alcanza los $1.620, el de la mujer llega a $1.203.

IMAGEN: rrhhdigital.com