Noticias Destacadas

Hamm

Tropezar con tacones altos es culpa de quien los lleva, según justicia alemana

Un juez de la audiencia territorial de Hamm (al oeste de Alemania) dictaminó que si alguien tropieza por llevar tacones altos, no tiene derecho a indemnización porque debe conocer los riesgos de este tipo de calzado.

Young woman with broken shoe heel on sidewalk

La sentencia, publicada hoy, hace referencia a un suceso ocurrido en una actuación del Cirque Éloize en un teatro de la ciudad de Marl en mayo de 2014, cuando una de las asistentes se rompió el pie al quedar sus tacones de 4,5 centímetros enganchados entre los agujeros de una alfombra negra de goma.

Según informó el tribunal de la región de Renania del Norte-Westfalia en un comunicado, las personas que llevan tacones altos se ven obligadas a un “comportamiento adaptado a la situación” y “deben ser conscientes del riesgo que representa calzar zapatos de tacón alto”.

El percance derivó en una fractura de metatarso que inmovilizó el pie de la mujer durante varios meses, impidiéndole acudir al trabajo y hacer deporte, afirmaron los tribunales.

Debido a ello, la demandante consideró que las autoridades habían vulnerado la obligación de advertir y proteger a los ciudadanos, por lo que exigió al teatro 2.000 euros por “dolor y sufrimiento” y casi el doble de indemnización por daños materiales.

Sin embargo, el tribunal del distrito no observó ninguna violación de la seguridad y alegó que los peligros de la estera eran “claramente perceptibles” y que, además, este tipo de estera suelen estar situadas a la entrada de los edificios públicos para proteger a los visitantes de caídas por la humedad o la suciedad.

Imagen:www.bacanalnica.com