Noticias Destacadas

Violencia laboral y simbólica

Triaca adelanta sus vacaciones tras el escándalo con su empleada

El funcionario partió hoy a Chapadmalal y permanecerá allí nueve días, confirmaron sus allegados, que rechazaron que el tiempo y la fecha de descanso tuviera que ver con su protagonismo en las noticias· “Ya lo tenía decidido desde fin de año”, señalaron.

Imagen : Radio Power Max 104.5

Vacaciones. Casualidad o causalidad, ese será el remedio del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para salir del candelero público al que ingresó desde que se difundió un audio de WhatsApp en el que insulta a una ex empleada doméstica. El funcionario partió hoy a Chapadmalal y permanecerá allí nueve días, confirmaron sus allegados, que rechazaron que el tiempo y la fecha de descanso tuviera que ver con su protagonismo en las noticias. “Ya lo tenía decidido desde fin de año”, señalaron. En el Gobierno no lo confirmaron ni lo desmintieron.

El ministro mantuvo conversaciones con el presidente Mauricio Mauricio y con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y les explicó la polémica que protagonizó con Sandra Heredia, a la que definió como una empleada de su hermano, Carlos Triaca.

“Sandra, no vengas, eh. No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. Sos una pelotuda”, insultó el funcionario a Heredia en el audio que publicó el portal Opi Santa Cruz y que no tardó en viralizarse. Triaca rechazó mantener un vínculo laboral con ella, pero en una entrevista con la señal televisiva de La Nación la había confirmado como empleada suya.

Heredia relató a ese portal y a radio ConVos que el pasado 6 de enero fue citada por el cuñado del ministro, Sergio Borsalino, que la echó. “Triaca me tenía en negro y me metió a trabajar en un sindicato intervenido. Tengo miedo”, señaló la ex casera. Se refería al Sindicato de Obreros Marítimos Organizados (SOMU), el gremio que dirigía el sindicalista Omar “Caballo” Suárez, hoy detenido, y que fue intervenido por la Justicia. “Eso es una cagada”, graficó sin eufemismos sobre ese detalle un poderoso integrante del Gabinete. Según Heredia otros 250 empleados habrían ingresado al gremio intervenido.

Otros ministros, en cambio, evitaron cargar contra el titular de la Cartera laboral. “El Presidente no está conforme con la relación con los gremios, pero a nadie se le ocurre echarle la culpa a Jorgito”, explicó otro ministro de diálogo fluido con el Jefe de Estado. Triaca es, con excepción de Peña, los vicejefes de Gabinete y Frigerio, de los pocos ministros que acude dos veces por semana a las reuniones de coordinación con Macri.

Los abogados Carlos Broitman y Alejandro Argibay, que representan al “Caballo” Suárez, denunciaron al ministro ante el juez Rodolfo Canicoba Corral, quien está a cargo de la intervención del gremio. Sospechan que Heredia fue contratada en el SOMU para compensar la situación conflictiva con la familia Triaca.

En una entrevista, el hermano del ministro, Carlos Triaca, sugirió que había habido faltantes que motivaron el despido y que la mujer tenía problemas psíquicos. Heredia lo negó y su nombramiento en el SOMU lo puso en tela de juicio. La ex casera relató que se encargaba de organizar reuniones en la quinta familiar de los Triaca, por donde desfilaban políticos y sindicalistas y que su trabajo requería dedicación absoluta.

Los intentos del ministro de Trabajo por bajar el tono de la polémica no no surtieron efecto. “Pido disculpas por el exabrupto que circula en un audio. El mismo es en el marco de un diálogo personal, no condice con mi manera de actuar ni refleja mi forma de ser, y lamento que haya sido utilizado para sacar rédito de él”, expresó en Twitter. Ayer dijo en radio Mitre que “los sábados recibo gente allí (en la quinta), tengo mi silla rodante y no aparecía, la llamaba a Sandra y tardó mucho más tiempo del que manifiesta, por eso fue mi enojo. Después trabajó cuatro meses más, yo le manifesté disculpas y lo hago públicamente”, añadió. También rechazó que hubiera estado en negro. Triaca admitió que Heredia fue contratada en el SOMU. Dijo que ella “quería una oportunidad de trabajo” y que el cargo cesó con el junto a la intervención.

Heredia no era la única persona vinculada a Triaca en el SOMU. Borsolino -el mismo cuñado -casado con Verónica Triaca- que luego la despidió- también ocupó un cargo, aunque es empleado del Ministerio de Trabajo. En la cartera añadieron que no cobró un sueldo por eso. Algunos de sus enemigos internos en el macrismo lo pusieron en duda. Recordaban una situación similar como la de Alejandro “Serrucho” Gómez, asesor de Triaca, que se desempeñó en la normalización del SOMU, aunque nunca de manera “oficial”.