Noticias Destacadas

Denuncian graves restricciones a libertades democráticas

Tras el golpe de Estado

Tegucigalpa, Honduras, 26 agosto 09.- Con un ejército que salió a las calles tras el golpe de Estado, aumentaron en Honduras las violaciones en prejuicio de las mujeres. “Tenemos casos en que éstas han sido detenidas ilegalmente bajo la custodia del ejército de forma indefinida, sin ningún tipo de justificación, y el de aquellas que han sido violadas sexualmente por soldados”, señaló la abogada especialista en derechos humanos Soraya Long.

En entrevista con Cimacnoticias, la ex Coordinadora Regional para Centroamérica del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), refirió que en su reciente vista a este país –junto con un grupo de observadoras feministas– constató que las fuerzas policiales se han ensañado con las hondureñas y sus cuerpos: ?las golpean en los senos, en los glúteos; usan sus toletes para introducírselos en sus pechos o para rozarles la vulva?.

La abogada, que viajó la semana pasada como integrante del Observatorio de la Transgresión Feminista, señaló que la información recabada durante la jornada de cinco días apunta a que este ensañamiento contra las mujeres de parte de las fuerzas policiales se da porque conforman un grupo muy fuerte de la resistencia contra el golpe.

Venir a Honduras fue muy importante, en virtud de que los medios de comunicación no cubren este tipo de noticias. ?No hay ninguna información sobre la resistencia, colocan este movimiento como protagonizado por un grupo aislado de muy pocas personas y sólo viniendo aquí se da uno cuenta que esa no es la realidad del país?, dijo.

TESTIMONIOS DESGARRADORES

Contamos con testimonios de mujeres que para proteger a su familia no llegan a sus hogares, es decir, vienen y participan en las marchas pero no regresan a sus casas en dos o tres semanas, para evitar allanamientos y que su familia viva esta experiencia, precisó.

La abogada subrayó que estos son testimonios muy desgarradores; sin embargo, revelan la valentía y el coraje de las mujeres para enfrentarse a un golpe de Estado, para rechazar un gobierno de facto que, pese a la violencia que ejerce, no impide que las mujeres insistan en seguir manifestándose.? Son mujeres admirables por su valentía, el coraje y la persistencia a situaciones totalmente adversas?.

En este punto pidió a las hondureñas que sean agredidas física, sexual o psicológicamente, es decir, que sean víctimas de cualquier tipo de agresión por autoridades del Estado presenten la denuncias correspondientes.

Ese coraje para manifestarse ante las autoridades, ante el ejército y la policía deben usarlo también para presentar las denuncias ante las autoridades pertinentes, aunque no confíen en ellas, ya que de no existir estas denuncias no habrá manera de demostrar que las violentaron, agregó.

?Tras varias reuniones con la fiscalía de la mujer y autoridades estatales nos percatamos de que el toque de queda ha influido mucho para que disminuyera el número de denuncias por agresión de violencia familiar o doméstica?, abundó.

Luego de que Roberto Micheletti tomara el poder el 28 de junio de 2009, acto que violentó el orden constitucional en Honduras, una Misión Internacional de feministas viajó al país centroamericano, donde permaneció del 17 al 21 de agosto.

La misión fue convocada por Feministas en Resistencia de Honduras, Las Petateras, Radio Internacional Feminista, JASS (Just Associates), Iniciativa de las Mujeres Premio Nobel (NWI) y Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad.

En su informe, presentado el 20 de agosto, las activistas denuncian una grave violación a derechos humanos fundamentales y restricciones a las libertades democráticas