‘Traban’ a mujeres carrera política

Históricamente, las mujeres han sufrido para llegar a ocupar cargos públicos, señaló la especialista en desigualdad de género, Guadalupe Fernández.

Esto ha sido a consecuencia de la resistencia de los partidos políticos y hombres de ceder lugares al género femenino.

“Las mujeres han luchado históricamente por la ciudadanía plena. Estamos en 2014 y las mujeres no han alcanzado la ciudadanía plena. Pero ya hay derecho al voto, el cual se empezó a cabildear a principios del siglo XIX y se obtuvo hasta mediados del siglo XX.

“De estas últimas décadas tenemos que finalmente las mujeres han estado incorporadas a los partidos, y recientemente en algunas regiones han estado capacitándose e impulsando la cuota”, señaló.

La también consejera del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) criticó que los partidos políticos no están haciendo los suficiente para impulsar las candidaturas de las mujeres.

Fernández agregó que los partidos no han respetado las cuotas de género en los últimos años, pues la estrategia ha sido que el titular de un cargo sea mujer y el hombre, suplente. Posteriormente obligan a la mujer a renunciar para dejar el lugar al hombre.

“Ofrecen a las mujeres las candidaturas donde van a perder, donde el partido no es fuerte, o que vaya a picar piedra. Cuando el distrito ya está listo, entonces entra un hombre”, declaró.

Cuando por fin una mujer llega a un cargo público, la exigencia que se le pone sobrepasa a la aplicada a los hombres, comentó la académica de la Universidad Iberoamericana.

Afirmó que lo que se debería de juzgar en una mujer en un cargo público es su desempeño y no su género.

“Se coloca a la mujer en una vitrina y la exigencia cuando llega a un cargo es distinta porque hay un sexismo oculto, y a veces evidente y pareciera que ellas tienen que hacer más méritos.

“Tienen que demostrar constantemente que son capaces, sus errores se magnifican, se les coloca una lupa, se les cuestiona su vida personal”, agregó.

Acusa falsa democracia

Los partidos políticos han justificado la incursión de los hombres al poder bajo un principio falso de democracia, criticó Guadalupe Fernández.

“Deben de llegar los mejores, pero parte de un falso principio de igualdad y se dice que llegue el mejor, pero no lo estamos. Y el segundo argumento es el principio democrático, para que lleguen los que elija la militancia, pero no hay igualdad.

“La paridad obliga a lo partidos, porque de manera consciente nunca lo hicieron. Porque ni obligados por la ley lo hacen. Eso nos dice que hay una resistencia durísima para las mujeres”.

Como ejemplo de la resistencia del género masculino, puso a los gobiernos municipal y estatal, los cuales se caracterizan por la inclusión de hombres en su gabinete.

Por tanto, dijo que los gobiernos y las dependencias deben de contar con una agenda que implulse la inclusión de las mujeres, y las mismas mujeres deben también incluirla, pues de nada serviría que éstas lleguen si no impulsan a más mujeres.

Brillan por su ausencia

Las mujeres brillan por su ausencia en ayuntamientos, gobiernos estatales y municipales, dependencias gubernamentales y en el mismo Congreso de Guanajuato.

De inicio, en el Estado nunca ha habido una gobernadora. En la actualidad Guanajuato es gobernado por Miguel Márquez Márquez.

De 30 integrantes que integran el gabinete de Márquez, sólo cuatro son mujeres: María Isabel Tinoco Torres, titular de la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas; Adriana Rodríguez Vizcarra de González, del Instituto de la Mujer Guanajuatense; Ana Carmen Aguilar Higareda, directora del Instituto de Ecología del Estado; y Elia Lara Lona, en la Comisión Estatal de Conciliación y Arbitraje Médico.

El Congreso del Estado actualmente se compone por 36 diputados, de los cuales siete son mujeres y 29 hombres.

Al PAN lo representan las diputadas Karla Alejandrina Lanuza Hernández y Karina Padilla Ávila, los 16 restantes son hombres. Por el PRI se encuentran Érika Lorena Arroyo Bello y Yulma Rocha Aguilar, completan la bancada nueve hombres.

El PRD es el que cuenta con tres legisladores en el Congreso, de los cuales sólo uno es hombre, el cual es acompañado por las diputadas María Juana Georgina Miranda Arroyo y Guadalupe Torres Rea.

El Partido Verde es representado por dos hombres y como mujer, Guadalupe Sánchez Centeno. Nueva Alianza no tiene representantes femeninas.

Gunajuato tiene 46 municipios, de los cuales sólo dos son gobernados por una alcaldesa: León es dirigido por la presidenta Bárbara Botello Santibáñez, del PRI, y Pueblo Nuevo, por Adriana Solórzano Villanueva, de Nueva Alianza.

Sin embargo, en el caso de la Alcadesa de León, tampoco se incluye a mujeres en su gabinete.

‘Es coja reforma de paridad”

La reforma político electoral aprobada recientemente en el Congreso local, y que establece paridad en materia de postulaciones, está coja, pues no atiende totalmente las necesidades de las mujeres, afirmó la diputada perredista Guadalupe Torres Rea.

“Yo en tribuna solicité que por ética y por solidaridad de todas las mujeres, que votáramos para que la iniciativa no quedara en esos términos, porque seguimos teniendo un deuda histórica con las mujeres y era el momento histórico de esta Legislatura para saldar esa deuda y no lo quisieron hacer.

“Necesitamos que se regule el tema de paridad no sólo en diputaciones o cargos de elección por mayoría. La iniciativa que impulsé contemplaba que en órganos como el Instituto Estatal Electoral, si son seis consejeros, que hubiera tres hombres y tres mujeres.

Torres Rea el año pasado presentó una iniciativa en la cual se proponía la paridad también en presidencias municipales.

La iniciativa establecía que cada partido aportara una cantidad de recursos para la capacitación de mujeres, pero fue rechazada y sólo se atendió la iniciativa a nivel federal.

Pero el obstáculo que se encontró, lamentó, fue en el mismo Congreso, pues no fue apoyada por las diputadas para la aprobación de la misma, excepto por la priísta Yulma Rocha.

Criticó que la reforma aprobada es sólo por cumplir mediáticamente, pero no resuelve problemas de fondo.

“Muchas mujeres utilizan la bandera de apoyo a las mujeres, pero sólo mediáticamente y no de corazón”.

Ponen más dificultades en cargos más altos

Beatriz Manrique Guevara, regidora en León por el Partido Verde Ecologista de México, reconoció que actualmente las participación de las mujeres en cargos públicos del Estado no supera el 30%.

“Yo tengo alrededor de 15 años en la política, de forma constante y sí resulta más complicado. Debo de reconocer que me he encontrado con gente que me ha apoyado: desde mi familia, mis amigos y gente del partido.

“Pero los números son muy fríos y nos dicen que las mujeres no alcanzamos a tener una representación más allá del 30% de los cargos de representación popular, es un dato muy revelador”, explicó la regidora.

Un ejemplo más fuerte, sostuvo, es que entre más alto sea el cargo público, mayor dificultad hay de una mujer para llegar.

“Conforme el cargo es más alto, hay menor número de mujeres, es decir, hay muchas mujeres en la vida laboral, hay muchas mujeres participando en actividades político partidistas, y muchas trabajando en gobierno, pero conforme vas revisando el escalafón, cada vez son menos mujeres”, declaró la regidora del Partido Verd