Pedido de justicia

Susana Trimarco: “Si este año no obtengo respuestas por mi hija les pateo las puertas de Tribunales”

Susana Trimarco, madre de Marita Verón, la joven tucumana que permanece desaparecida desde abril del 2002, afirmó que si este año la Justicia no le da respuesta sobre su hija “me voy a instalar en Tribunales a patearles las puertas y a gritarles, es el único idioma que entienden”.Susana-Trimarco1 (1)

Trimarco, en una entrevista que publica la revista La Garganta Poderosa en su primer número del año, aseguró que a pocos días de cumplirse trece años del secuestro y desaparición de su hija “todavía no hay una sentencia firme, es una vergüenza que la Justicia sea tan lenta”.

Recordó además que nunca tuvo noción sobre la trata de personas, previo al secuestro de su hija: “Cuando se llevaron a Marita, nunca había escuchado hablar de la trata de personas. Salí a la calle a buscarla y con la información que recababa, me fui enterando.

“Al principio, cuando me afirmaban que a mi hija la iban a explotar sexualmente, yo no les creía porque pensaba que no existía tal cosa” sostuvo Trimarco y añadió: “Después empecé a investigar y fui conociendo cada vez más a esta red. Entonces la denuncié, y ahí me empezaron a tratar de loca, que veía muchas novelas”.

La mujer, premiada por su lucha contra la trata y creadora de una Fundación que se dedica a ayudar a las víctimas y darles contención, afirmó que en el momento en que la amenazaban “tuve que sacar toda la fuerza de mi alma para enfrentar a esas mafias, ya que contaban con la complicidad estatal y judicial”.

Indicó que esa tarea “no ha sido nada fácil. Me empezaron a perseguir, me quisieron matar dos veces en la calle, me incendiaron la casa y hasta amenazaron a mi nieta”.

La abuela de Micaela, hija de Marita, aseguró que “la Justicia ensuciaba la causa y desviaba toda la información, por eso Marita hoy no está con su familia. Yo insistía con que la trata era un delito federal, que no podía ser considerado un delito común. A mí me odian porque les destapé la olla, pero ahora no me matan porque soy una figura pública”.

Trimarco, también opinó sobre el caso del joven Ismael Sosa, el joven oriundo de Merlo que fue encontrado muerto en Córdoba tras ir a ver un recital del grupo La Renga.

“Ismael no se suicidó”, enfatizó Trimarco y añadió: “falleció pero la prensa se enfoca sólo en lo del fiscal. Cambian todo, tapan, van inventando cosas para que todo quede en la nada, para que digan ‘se mató porque quiso’.”

Y consideró que “(los medios) siempre tiran mierda arriba de la víctima, porque ya no está para defenderse. Encima, los funcionarios que son tan poca cosa, tan deshonestos, tampoco atienden a los familiares. Claro, total son familias pobres”.

 

Imagen : la Otra Voz Digital