Noticias Destacadas

Alertaron sobre la posible desvinculación de trabajadores del Programa Nacional de Educación Sexual

Sin educación en contra del machismo

Capacitadores de todo el país advirtieron acerca de la inactividad del programa y la posible desvinculación de la tercera parte de los especialistas. No se imprimieron materiales ni se transfirieron fondos específicos a las provincias.edu1

Las acciones para prevenir la violencia machista que venía preparando el Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) corren riesgo. La posible desvinculación de un tercio de sus especialistas, a partir del cambio de subsecretario de Políticas Socioeducativas y de Gestión, del cual depende el área, despertó la preocupación de capacitadores externos del Programa, que dieron la voz de alerta a través de redes sociales. El programa, creado en 2008, trabajaba, entre otras iniciativas, en el desarrollo de actividades destinadas a todos los niveles educativos para prevención de las distintas formas de violencia de género, en cumplimiento de la Ley 27.234, aprobada en noviembre por el Congreso y publicada en el Boletín Oficial el 4 de enero, y que establece que el tema sea abordado, al menos, en una jornada anual, en escuelas primarias, secundarias y terciarias.

Los responsables del Programa propusieron a las nuevas autoridades del ministerio ampliar la propuesta también al nivel inicial y elaboraron cartillas, con propuestas didácticas, para que la temática no quede circunscripta a un solo día de reflexión, sino que se extienda a lo largo del ciclo lectivo. El material está listo para entrar a imprenta, según confirmaron a Página/12 fuentes del Ministerio. También ya se había gestionado el dinero necesario para transferir a las provincias, a fin de que pudieran cumplir con la nueva ley. El proyecto de prevención de las violencias machistas debía presentarse en la reunión del Consejo Federal de Educación, que se realizará en agosto. Pero la sorpresiva salida de Marcelo Cugliandolo, quien había asumido al frente de la Subsecretaría de Políticas Socioeducativas y de Gestión al inicio de la gestión del presidente Macri, y se había comprometido con la continuidad del trabajo que desarrollaba el Programa bajo la coordinación de Mirta Marino, abre una instancia de incertidumbre sobre su futuro. A esta situación se suma la no renovación de los contratos de cinco de sus especialistas, que vencieron el 1 de julio. Ayer, el gremio negociaba la renovación por dos meses más, en esos casos, pero sin más certezas sobre su continuidad. Sus puestos representan un tercio del equipo de especialistas que conforman el Programa.

Según pudo saber este diario, desde que Esteban Bullrich asumió como ministro, las tareas del Programa avanzaban con mucha lentitud, en relación al ritmo que tenían hasta diciembre, por la falta de impulso que se le estaba dando al tema. Al frente continuaron Marino y su equipo.

El Programa de ESI se creó en 2008, en cumplimiento con la ley sancionada en 2006, y luego de que se aprobaran en el Consejo Federal de Educación los contenidos mínimos curriculares –elaborados por una comisión de expertas-. Desde entonces, elaboró materiales didácticos, que incluyen cuadernillos, láminas y videos para trabajar los temas en las distintas materias, revistas para que las familias puedan también abordar diferentes temáticas (embarazo adolescente, trata, violencia en los noviazgos, diversidad sexual, entre otros) con sus hijos e hijas en sus casas.

En 2012 comenzaron las capacitaciones masivas a docentes, que en ese año alcanzaron a 12 mil en todo el país. En 2013, las capacitaciones llegaron a 20 mil docentes, en 2014 llegaron a 28 mil y en 2015, a otros 29.400, según informó Marino. En total, durante la gestión del ex ministro Alberto Sileoni, pasaron por las capacitaciones presenciales, 89.400 docentes y directivos, de 37.400 escuelas de gestión pública y privada de las provincias de Formosa, Salta, La Pampa, Chubut, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, La Rioja, Buenos Aires, Misiones, Mendoza, Santa Cruz, Río Negro, Jujuy, San Luis, Corrientes y Catamarca. Un requisito para quienes participan de las capacitaciones era hacer, luego, una jornada institucional en sus escuelas, con suspensión de clases, para compartir sus conocimientos con el resto del personal docente. Desde que asumió el macrismo, esta política, fundamental, no tuvo continuidad. El equipo del Programa de ESI estaba preparado para continuar, y hoy tenía previsto abrir la inscripción para los cursos virtuales, creados paralelamente en 2009 –y por los que pasaron 29.536 docentes más–, pero fuentes del ministerio consultadas por este diario no pudieron confirmar si se habilitaría.

La ley de ESI estableció que los contenidos deben ser adecuados a la edad del alumnado y abordados de manera transversal. Y son obligatorios para todas las escuelas desde nivel inicial, incluso las confesionales.

Imagen :voxargentina.wordpress.com