Noticias Destacadas

Golpe de Estado Parlamentario

Simpatizantes de Rousseff salen por cuarto día en la mayor ciudad brasileña

Los simpatizantes de la ahora expresidenta brasileña Dilma Rousseff volvieron a salir hoy las calles de Sao Paulo, la mayor ciudad del país, en otra jornada de manifestaciones contra la decisión del Senado de destituir a la mandataria por irregularidades fiscales en su gestión.efe_20160902_022507802

La céntrica Avenida Paulista, conocida como el “corazón financiero” de Brasil y que se ha convertido en el escenario de las principales manifestaciones sociales y celebraciones deportivas del país, fue este jueves por cuarto día consecutivo el epicentro de una concentración a favor de Rousseff.

Al igual que las tres protestas anteriores, que terminaron con la intervención policial para dispersar a los manifestantes y evitar que ellos se encontraran con un grupo de contrarios de Rousseff, que estaban acampados desde hacía varios meses, la de este jueves contó con un menor número de personas pero terminó también en conflicto.

El “día después” de la votación en el Senado, en la que 61 legisladores aprobaron la destitución de Rousseff y 20 respaldaron a la ahora exmandataria, no fue diferente en la Avenida Paulista a los anteriores.

Con camisetas rojas, que identifican el color del Partido de los Trabajadores (PT), y carteles de apoyo a Rousseff y contra el nuevo Gobierno del ahora presidente Michel Temer, los militantes partidarios a la expresidenta se movilizaron con los ya acostumbrados gritos de “Fuera Temer”.

El acompañamiento policial fue reforzado y helicópteros acompañaron el desplazamiento de los manifestantes hasta la Plaza del Ciclista, al inicio de la céntrica avenida.

Cuando la jornada está casi terminada, manifestantes incendiaron botes de basura en la vecina Avenida Nove de Julho y un pequeño grupo tomó piedras y escombros de una obra en construcción y los lanzó contra la Policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Las autoridades, que no informaron el número aproximado de participantes, reportaron una persona detenida después de los disturbios.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Sao Paulo, por su parte, rechazó un pedido de autorización para una manifestación a favor de Rousseff el próximo domingo, alegando que la Avenida Paulista será ocupada durante el paso de la antorcha paralímpica por la mayor ciudad del país.

Imagen : EFE