Noticias Destacadas

“Sí se puede conocer la verdad… Que abran los archivos secretos y los entreguen…”

A 15 años del atentado a la AMIA se realizó un acto el viernes 7 de Julio a las 18 en la esquina de Corrientes y Pasteur para pedir, una vez más, “Basta de impunidad y de encubrimiento”. Laura Ginsberg, integrante de la Asociación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA), leyó el discurso donde se pidió la apertura de los archivos secretos para ser entregados a una comisión investigadora independiente. Tampoco faltaron las referencias al fiscal Nisman y al ex comisario Jorge “Fino” Palacios, a cargo de la Policía Metropolitana nombrado por el jefe de Gobierno porteño.

Transcribimos a continuación el discurso pronunciado por Laura Ginsberg, integrante de APEMIA, en el acto llevado a cabo el Viernes 17 de Julio de 2009 a las 18 hs. en la esquina de Corrientes y Pasteur.

“SÍ SE PUEDE CONOCER LA VERDAD? QUE ABRAN LOS ARCHIVOS SECRETOS Y LOS ENTREGUEN?”

Hoy?cuando se cumplen 15 años de la masacre de la AMIA, volvemos a convocarnos en esta esquina para compartir con todos ustedes este acto de lucha contra la impunidad y el encubrimiento de los asesinos de nuestros familiares y amigos en esta calle Pasteur.

Este acto tiene un sentido muy especial que no podemos pasar por alto: no es sólo el “único acto independiente del Estado”, como lo fue durante todos estos años en que denunciamos las maniobras de cada uno de los gobiernos que pasaron. Hoy? este acto es, simplemente, el único acto.

Y estamos orgullosos de poder compartirlo con todos ustedes, junto a las organizaciones políticas, estudiantiles, de derechos humanos y de familiares de las víctimas que nos acompañan año tras año con sus palabras, su solidaridad y su adhesión, para reclamar el esclarecimiento del crimen y el juicio y castigo para todos los culpables.

Como ustedes saben, las direcciones de AMIA y DAIA decidieron levantar el tradicional acto oficial donde el público se expresaba a través de sus legítimas emociones y del reclamo de justicia.

¿Por qué lo levantaron? ¿De verdad alguien puede creer que lo levantaron por la gripe?

La dirección judía mandó a levantar cualquier acto público a espaldas de su propia comunidad, porque comparte la voluntad política del gobierno del matrimonio Kirchner de poner ya un “punto final” al tema de la AMIA. Porque acompaña al fiscal Nisman en su esfuerzo por exculpar de cualquier responsabilidad al Estado nacional, y porque no quieren comprometer ni condicionar la inminente llegada del canciller de Israel, Avigdor Lieberman, a la Argentina. La suspensión del acto “oficial”, compartida por otros grupos de familiares, es un verdadero cachetazo para todos aquellos que contaban con un espacio de recordación y reclamo, por limitado que fuera.

No hay un acto convocado por las direcciones de DAIA y AMIA porque ya no tienen margen para permitirse ni la más mínima crítica al gobierno.

Privilegian las relaciones carnales con el gobierno nacional y con el de Macri, no piensan confrontar con ninguno de los dos, y sólo están empeñados en confundir, desmoralizar y desmovilizar a quienes reclaman justicia.

Cuando se cumplen 15 años del brutal atentado, estamos frente a un acuerdo político de los principales responsables del encubrimiento, que incluye hasta dejar de hablar del atentado a la AMIA.

En este acto venimos a denunciar al gobierno de Cristina Kirchner, al gobierno de Macri y a las direcciones de AMIA y DAIA, por los 15 años de impunidad y encubrimiento en la masacre de nuestros familiares y amigos.

Hoy, 15 años después del atentado, se plantea una situación inédita.

A diferencia del pasado, para este nuevo aniversario el gobierno de Cristina Kirchner ya ni siquiera promete terminar con la impunidad y el encubrimiento de los asesinos.

Al contrario?

Si prestamos atención a las declaraciones públicas que el fiscal Nisman hizo ante funcionarios nacionales y extranjeros en los dos últimos meses, nos quiere hacer creer que la causa AMIA ya está esclarecida. “La gente ya sabe qué pasó con el atentado? los interrogantes quedan resueltos”, dijo Nisman.

El fiscal enfrenta a la opinión mayoritaria del pueblo argentino. Según estadísticas públicas, el 80-90% de los encuestados descree de la investigación oficial y del papel de la Justicia para el esclarecimiento del atentado.

Nisman llegó al extremo de afirmar que no existe impunidad en este crimen del terrorismo de Estado. Lo dijo sin pudor: si algún vestigio queda de impunidad “sólo depende de la comunidad internacional, que le debe exigir a Irán?”.

Con razonamientos del orden de lo fantástico, pretende hacernos creer que esclareció el atentado porque, gracias a su trabajo que él mismo considera fuera de serie, estarían identificados tanto el supuesto autor intelectual como el supuesto autor material suicida.

“Todos estos logros , dijo, son más reconocidos en el exterior que en nuestro propio país”, escribió hace apenas 30 días en el diario La Nación (14-06-09), refiriéndose a los elogios que el gobierno nacional y él mismo recibieron del parlamento norteamericano, de la oficina del presidente Obama y del Estado de Israel.

Si prestamos atención a la realidad, se superan las ficciones del fiscal.

La impunidad es incuestionable. El conjunto del pueblo argentino tiene claro que `no se sabe qué pasó en la AMIA`, que `no hay nadie preso`, que `la justicia es corrupta`?Estamos hastiados de que repitan el cuento de Irán, Siria o El Líbano sin sustento alguno?

Desde hace años, se proponen poner la supuesta investigación del atentado al servicio de los intereses de Estados Unidos, Europa e Israel en Medio Oriente. Pero, a diferencia del pasado, la intención del gobierno de usar el caso AMIA para incidir en la situación internacional actual y en la política de Irán, presenta un matiz absurdo: Estados Unidos y Europa apuestan a Rafsanjani como alternativa política al actual régimen iraní, siendo que está acusado por Nisman y el juez Canicoba Corral como `autor intelectual` del atentado a la AMIA.

Hoy, la acusación política del Estado argentino contra Irán es un fracaso, que ya no sirve ni para impulsar un ataque de las grandes potencias contra Irán, ni para esclarecer el crimen de la AMIA, ni para proteger al Estado argentino de toda la evidencia que lo incrimina como verdadera ‘conexión local’ del atentado.

Después de tanto fracaso político de sus iniciativas originales, el gobierno y sus socios locales buscan una salida para esta encerrona. Para ello, los Kirchner pergeñaron una operación de alcance internacional. Desde hace varios meses, la embajada argentina en Washington coordina los apoyos y las felicitaciones al fiscal Nisman y al gobierno argentino por parte de parlamentarios norteamericanos, asesores y funcionarios de Obama, y del lobby judeo-americano.

El gobierno argentino pudo sintonizar con la derecha norteamericana, con las necesidades del Departamento de Estado y con las exigencias de Netanyahu, con la esperanza de presentar la causa AMIA como si fuera uno de los instrumentos jurídicos más importantes de los Estados Unidos en su lucha contra los ‘Estados terroristas’ y contra su penetración política y económica en América latina.

La ficción jurídica elaborada por Nisman y su andanada de declaraciones públicas son parte de esta maniobra. Buscan justificar ante los ojos de la población que la investigación del crimen de la AMIA “ya fue”, cuando todavía no empezó.

La voluntad de armar una ‘judicialización internacional’ que termine por exculpar al Estado nacional de sus responsabilidades criminales para imputárselas a terceros países, dependiendo de las necesidades de las grandes potencias, es el esfuerzo por reforzar una vía muerta que no va a ningún lado. Por eso hay impunidad?

El ejemplo más patente de impotencia a la que nos conducen con estos acuerdos internacionales es el reciente fallo de la Corte Suprema, que se presentó como “una luz de esperanza” contra la impunidad.

Es interesante comprender en qué contexto se hizo público este fallo.

Una semana antes de darlo a conocer (28-05-2009), el juez Lorenzetti mantuvo una reunión en Washington con Dan Restrepo, el Director Nacional de Seguridad de Obama, anticipándose así a las reuniones que tuvo el mismo fiscal Nisman.

Se pusieron de acuerdo para impulsar una cumbre de las Cortes Supremas de los países de toda América, que se realizará en septiembre en Buenos Aires, y que se focalizará en el tema “estado de derecho” y en cómo fortalecer la independencia de los poderes judiciales.

El fallo por AMIA, que reconoció explícitamente que el mensaje de la justicia es la impunidad, era la carta de presentación que los habilitaba para ser anfitriones de los popes de la Justicia de América en Buenos Aires.

Todavía se niegan a meter preso al comisario Espósito, el asesino de Walter Bulacio hace 18 años, y ya sacaron chapa de “justos” ante los cortesanos americanos. ¡Una verdadera vergüenza!

¿Qué propuso la Corte Suprema para superar la impunidad en AMIA?

En su fallo, la Corte se las arregló para reivindicar al ex juez Galeano y para ignorar la probada responsabilidad de los organismos de inteligencia y seguridad en el armado de pistas falsas, en la destrucción de pruebas y en el pago a Telleldín.

¿Y a ésto llaman abrir una luz de esperanza?? Esto es lo que DAIA, AMIA y los familiares reivindican.

Habilitan una nueva acusación a Telledín con las mismas pruebas que casi lo dejaron en libertad incluso antes del juicio oral, a comienzos del ’99.

Pero aún así?¿quién lo va a acusar? ¿Y por qué delitos?

Después del fallo de la Corte, todavía no saben que hacer con él, pero Nisman ya avisó que no va a volver a investigarlo o acusarlo.

El camino que eligió la Corte muestra que no van a ningún lado.

¿Cómo pueden alentar nuevas investigaciones si no ordenan abrir los archivos secretos y no mandan echar a Nisman que se ocupa de mantenerlos cerrados, incluso para la revisión de los jueces?

Si como dice Nisman, el caso ya está resuelto ¿qué le queda por investigar a la Corte o a los jueces que pueda ser significativo? La Corte ya establece los límites de una nueva investigación, buscando una verdad formal ajena a la condena de los culpables. Por eso, la Corte no enfrenta la impunidad?la ratifica. Más aún cuando se cumplen 15 años de la masacre, y escribieron un largo fallo sin una sola mención a que hoy prescribiría la persecución penal del Estado contra todos los criminales que todavía no fueron acusados!!!

El gobierno Kirchner y el fiscal Nisman por un lado, y la Corte Suprema por el otro, con el explícito sostén político de DAIA, AMIA y de todo el arco político que posa de opositor, encaminan la causa judicial por una vía muerta, la de los juicios “testimoniales”, simbólicos, sin importancia real.

Unos y otros allanan el camino de la impunidad sin presos ni acusados, sin saber siquiera de qué acusarían a Telleldín ni quién lo haría, sin “conexión local” ni participación del Estado en el crimen, sin poder acceder a los archivos secretos. “Todo un avance del gobierno argentino”, según los congresistas republicanos, el propio Dan Restrepo (NOTA: miembro del Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos) y el gobierno israelí.

Sin acusados, juicios ni castigos, el Estado argentino habría superado la impunidad que el mismo Estado reconoció por Decreto hace ya 4 años atrás.

Por eso denunciamos la responsabilidad del gobierno nacional, de los Estados Unidos y de Israel en el armado de esta operación política que busca diluir cualquier responsabilidad criminal del Estado nacional y sus Servicios de Inteligencia en el atentado, poniendo un “punto final” a todas las promesas de investigación y esclarecimiento.

Con la voluntad política de Kirchner para cerrar el tema no alcanza?Para sellar este acuerdo internacional y este pacto de impunidad, viene el canciller israelí Lieberman.

No es la primera expresión de solidaridad del gobierno Kirchner con un racista como Lieberman. Ya lo hicieron hace pocos meses atrás. Mientras el gobierno de Olmert y Livni bombardeaban al pueblo palestino en Gaza, el gobierno Kirchner promulgaba en secreto una ley de cooperación económica, industrial, tecnológica y comercial entre Argentina e Israel, la Ley 26.437, que terminará financiando proyectos israelíes basados en las industrias de la guerra y la “seguridad”, áreas en las cuales Israel es una reconocida potencia mundial. Los empresarios que trae Lieberman quizás tengan algo que ver con esta ley marco.

Durante estos meses, Lieberman hizo propias las instrucciones de Livni para la región, en relación a judicializar y limitar las expresiones populares contra las políticas del Estado de Israel. En sintonía con la dirección de DAIA y AMIA, Lieberman viene a exculpar al Estado argentino y a sus servicios de inteligencia en el crimen antisemita más grave que se cometiera en nuestro país, mientras pretende criminalizar las manifestaciones populares contra las políticas terroristas del Estado de Israel, como si se trataran de expresiones de antisemitismo.

Por todo esto repudiamos la visita del Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, símbolo internacional de la opresión y negación de los derechos del pueblo palestino, que viene a sellar con el gobierno nacional el esfuerzo común para enterrar tantos años de lucha por el juicio y castigo para todos los culpables y encubridores de la masacre de la AMIA.

Hemos tratado de explicar todos y cada uno de los esfuerzos del gobierno de Cristina Kirchner, de los estados extranjeros y de sus aliados locales para poner el `punto final` y lograr así el cierre de la causa en el marco de la impunidad y del encubrimiento.

Sin embargo, no hay maniobras jurídicas ni acuerdos internacionales que valgan si no tienen el acuerdo de la sociedad para dejar pasar 15 años de impunidad en este atentado terrorista de Estado como si nada hubiera ocurrido.

No cuentan con nosotros cuando preparan el punto final de la AMIA y de los juicios para los genocidas de la dictadura!!

No cuentan con nosotros para justificar que no haya juicios para los responsables políticos de la masacre del Puente Pueyrredón, de los asesinatos del 19 y 20 de diciembre, de la voladura de Río Tercero y de la masacre de nuestros jóvenes en Cromañón!!

No cuentan con nosotros para avalar los festejos del bicentenario en este cuadro de impunidad para los grandes crímenes cometidos por el Estado!!

Somos conscientes de la profunda crisis política que sacudió al gobierno Kirchner después de las últimas elecciones. Y como los gerentes pasan pero las políticas de impunidad del Estado quedan, ahora son los Macri y De Narvaez, fogoneados por Duhalde, los que vienen al rescate del régimen.

Macri se presenta como el hombre del futuro?Como si fuera un estadista, pide que le reconozcan su derecho a organizar el cuerpo de represión de la Ciudad de Buenos Aires y por eso designa al ex comisario Palacios y le elogia sus medallas.

Palacios ha recibido medallas que están manchadas con sangre y Macri, su Ministro de Seguridad y la DAIA y la AMIA lo saben y lo defienden con el argumento de que aún no fue condenado por los jueces que tampoco condenan a ningún funcionario del riñón del aparato estatal.

Macri, el estadista, reveló su pensamiento cuando, refiriéndose al holocausto, le recordó a las autoridades de la comunidad judía que debían disciplinar a su propia tropa crítica y no prestarse para inmolar a Palacios en un nuevo Auschwitz.

Sr. Macri y Sres. de la DAIA: en Auschwitz masacraron a las víctimas. Los victimarios como Palacios son los que justifican los campos de concentración y los métodos de la dictadura militar!!!

Antes de finalizar este acto, deseamos dirigirnos, especialmente, a los legisladores y diputados aquí presentes que nos han acompañado en la lucha contra la designación de Palacios y con quienes esperamos compartir futuras actividades. Desde este lugar, les pedimos que, más allá de cualquier afinidad que tuvieran con las políticas del gobierno o de algún sector de la oposición, nos ayuden a impulsar un pronunciamiento para exigir la inmediata apertura de los archivos secretos referidos al atentado a la AMIA.

Es del más puro sentido común y un principio democrático elemental para conocer la verdad y ayudar a dar con todos los culpables. La apertura de los archivos secretos, que el Estado se empeña tanto en mantener cerrados, permitirá poner al descubierto el papel que jugó el Estado argentino, no sólo en el encubrimiento, sino también en el crimen de nuestros familiares y amigos en la AMIA.

Culminando este acto, donde vinimos a levantar una tribuna contra la impunidad y el encubrimiento, a defender las banderas del juicio y castigo a todos los culpables, a repudiar el renovado intento nacional e internacional de archivar y dejar en el limbo este crimen del terrorismo de Estado en la AMIA, donde vinimos a explicar que sí se puede saber la verdad, a condición de abrir los archivos y entregarlos a una Comisión Investigadora Independiente, reafirmamos nuestros reclamos:

A 15 años de la masacre de la AMIA

A 14 años de la voladura de Río Tercero

A 8 años de las jornadas del 19 y 20 de diciembre

A 7 años de la masacre del Puente Pueyrredón

A 4 años y 7 meses de la masacre de Cromañón

A 34 meses de la desaparición de Jorge Julio López

Y cuando día a día se suman más víctimas del gatillo fácil, denunciamos:

EL ESTADO ARGENTINO ES EL RESPONSABLE

DE LA MASACRE DE LA AMIA

Y exigimos

BASTA DE IMPUNIDAD Y DE ENKUBRIMIENTO

FUERA NISMAN Y EL “FINO” PALACIOS!

APARICIÓN CON VIDA DE JORGE JULIO LÓPEZ

LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS!

QUE ABRAN LOS ARCHIVOS SECRETOS Y LOS ENTREGUEN A UNA

COMISIÓN INVESTIGADORA INDEPENDIENTE!

JUICIO Y CASTIGO PARA TODOS LOS CULPABLES!

APEMIA – Agrupación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA