Noticias Destacadas

Prensa Poder Judicial de Salta

SEGÚN UN PERITO CINTIA FERNÁNDEZ PRESENTABA LESIONES Y DESCARTÓ UNA POSIBLE PRÁCTICA DE HIPOXIFILIA

En la Sala IV del Tribunal de Juicio se desarrolló hoy la séptima jornada del juicio seguido contra Mario Federico Condorí por el delito de homicidio simple en perjuicio de Cintia Fernández. Durante la audiencia se escucharon nuevas declaraciones testimoniales de peritos de la Policía y del CIF.

Imagen : Facebook

El tribunal está integrado por los jueces Norma Beatriz Vera (presidenta), Roberto Lezcano (vocal) y Paola Marocco (vocal interina).

En primer término compareció Roberto Marín, efectivo policial que en 2011 revistaba en la comisaría de barrio San Remo. El testigo fue uno de los primeros en llegar al departamento de Parque La Vega la noche del hallazgo del cuerpo de Cintia Fernández. El oficial relató que, al ingresar al inmueble, se dirigió a la habitación, donde encontró a la madre de la joven, llorando. Contó que retiró a Ana Fernández del interior del departamento y él se quedó en la puerta para custodiar el lugar hasta el arribo del personal idóneo.

El testigo afirmó que Mario Federico Condorí llegó al departamento de Cintia Fernández alrededor de media hora después y se presentó como el novio de la víctima. Aseguró que no le permitió ingresar al inmueble.

Agregó que permaneció apostado en la puerta alrededor de 45 minutos y que se retiró cuando llegó el personal de Criminalística.

Luego declaró Juan José Albornoz, médico de la Policía de la Provincia. El profesional tuvo a su cargo la elaboración de un informe acerca de las conclusiones elaboradas por una junta médica que intervino en la causa, y que controvertían ciertas conclusiones de la autopsia realizada por la médica forense del Poder Judicial.

El testigo sostuvo que las lesiones o traumas detectados en el cuerpo de la víctima durante la autopsia, a su parecer, indican que sí hubo violencia. El profesional también se refirió al resultado de un análisis de laboratorio realizado a partir de una muestra extraída a la víctima, y que arrojó la existencia de 2,10 gramos de alcohol en sangre. Con respecto a este punto, señaló que las conclusiones clínicas derivadas de esa gradación pueden ser la pérdida de control motor, el aletargamiento y la dificultad para levantarse, entre otras.

Consideró que una persona con ese nivel de embriaguez no podría, por su incoordinación motora, colocarse por sí sola una bolsa en la cabeza y hacerse un encintado en el cuello. Relacionado a esto, el profesional también descartó una posible práctica de hipoxifilia (práctica erótica asociada a la falta de oxígeno) por parte de la víctima.

Durante la audiencia de hoy también declararon Magdalena Pascuala Cruz, perito en Papiloscopía de la Policía, y Viviana Carina Chávez, bioquímica legal de la Policía.

Finalmente, compareció Sergio Daniel Appendino, ingeniero en Sistemas del CIF. Tuvo a su cargo las pericias realizadas en dos computadoras secuestradas en el departamento de la víctima (una CPU y una portátil). Entre otros puntos peritados, el profesional determinó el último acceso registrado en ambos equipos.

Con respecto a la CPU secuestrada, precisó que el último ingreso fue el  27 de abril de 2011 (navegación en Internet). En tanto que la última actividad de la notebook se registró el 4 de mayo de 2011 (encendido y apagado). La fecha anterior a esta actividad fue el 28 de abril, a las 5.15 horas.

El tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 8.30. Para la octava jornada está prevista la declaración de profesionales psicólogos y de profesionales de la Universidad Nacional de Salta requeridos por la parte actora civil y querellante.

El 3 de mayo de 2011, en horas de la noche, Cintia Vanesa Fernández fue encontrada sin vida por su madre, en su departamento de Parque La Vega.

La joven falleció por asfixia por sofocación. El informe médico estableció que la víctima presentaba traumatismo de cráneo con hemorragia intracreaneana. Además presentaba otras lesiones compatibles con golpes.

Las pericias determinaron que Cintia V. Fernández habría fallecido el 28 de abril de 2011.