Noticias Destacadas

Los Nogales, Tucumán

Secuestraron y abusaron de una adolescente tucumana durante cinco días

El sospechosos tiene 25 años y habría ingresado por la fuerza a la casa de la víctima, de 15; la llevó a otro domicilio, donde la menor fue atacada sexualmente.

Imagen : Vanguardia Liberal

Parece una de esas historias de terror que luego se transforman en guiones de películas, pero sucedió en un barrio ubicado al norte de la capital tucumana. Una joven fue secuestrada, abusada durante varios días y después entregada en una sede policial por una persona que dijo que la encontró en la calle. La investigación para hallar a los culpables llegó hasta una mujer, mientras su hijo sigue prófugo.

Según las fuentes judiciales consultadas, la jovencita de 15 años habría sido secuestrada desde su casa en Los Nogales y abusada sexualmente durante cinco días. El caso se habría registrado hace más de una semana y por el hecho hay una mujer de 55 años detenida (todas las identidades se mantienen en reserva para preservar la integridad de la menor).

Se trata de la madre del principal sospechoso del caso, un joven de unos 25 años, quien permanece prófugo desde que empleados policiales allanaron su casa días después de que el caso fuera denunciado. De acuerdo con la investigación, este sujeto habría ingresado a la vivienda de la adolescente después de violentar una ventana. Según esa hipótesis, después llevó a la muchacha hasta su domicilio, donde la víctima habría sido abusada durante varias jornadas. La denuncia policial que activó la investigación fue radicada por la madre de la jovencita.

Mientras los pesquisas se encuentran tras los pasos del fugitivo, desde su defensa técnica a cargo del abogado Sebastián Pumara, se pidió a la Fiscalía de Adriana Giannoni que la menor declare bajo el sistema de Cámara Gesell (utilizado para preservar a las víctimas de delitos de índole sexual, más tratándose de una menor).

Según se pudo establecer, el acusado vive con su madre y un hermano en la zona norte. Por ese motivo, las autoridades judiciales solicitaron medidas de allanamiento y detención contra él. Pero cuando los uniformados llegaron al domicilio donde la chica habría permanecido privada de la libertad, no la encontraron. Tampoco dieron con el sospechoso, quien se dio a la fuga y permanece evadido.

Desde ese momento quedó detenida la madre del sospechoso, por participar en el secuestro y por los delitos de abuso y corrupción de menores. Horas después, la muchacha fue entregada en la Dirección General de Investigaciones. La persona que la presentó argumentó que la encontró en la calle, según explicaron las fuentes.

“La mujer explicó que desconoce la vida personal de su hijo, pero confirmó que él no llevó a ninguna chica al domicilio familiar. Solamente se basan en los dichos de la madre de la víctima”, señaló Pumara, quien aseguró que la denuncia contra su defendida tiene que ver con un viejo enfrentamiento entre ambas mujeres.

Para avanzar en el esclarecimiento del caso, el letrado defensor solicitó que la víctima preste declaración mediante Cámara Gesell. “Es fundamental escuchar el testimonio de la víctima. Hay incongruencias en el relato de la mujer. ¿Cómo puede ser que hayan roto el vidrio de una ventana, que hayan gritado y que nadie se diera cuenta? La mujer quedó detenida como modo de coerción, porque a quien buscan es a su hijo”, concluyó.