Noticias Destacadas

Pilar provincia de Buenos Aires

Se negó a declarar el detenido por el femicidio de Villa Astolfi

Brian Montenegro (20) se negó a declarar al ser indagado por la fiscal de la causa y continuará preso, informaron fuentes judiciales.brian montenegro

Montenegro fue trasladado por la mañana a la Unidad Funcional de Instrucción Especializada en Violencia de Género de Pilar para su indagatoria frente a la fiscal Carolina Carballido Calatayud.

Voceros judiciales revelaron que el presunto autor del crimen de Débora Natalin Díaz (28) hizo uso de su derecho constitucional y asistido por un defensor oficial prefirió no declarar ante la fiscal.

Montenegro está imputado de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber sido cometido contra una mujer y mediare violencia de género”, delito que prevé una pena de prisión perpetua.

La fiscal y el juez de Garantías 6 de Pilar, Nicolás Ceballos, dispusieron que Montenegro continúe detenido en los calabozos de la Coordinación Departamental de Investigaciones (CDI) de San Isidro hasta que haya un cupo en alguna unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

En tanto, Carballido Calatayud recibió el informe preliminar de la autopsia que confirmó que Díaz fue asesinada de seis puñaladas: dos en el hemitórax izquierdo, una en la nuca, una en la región dorsal izquierda, una en el cuero cabelludo y otra en la parte alta de la espalda, donde la mujer tenía tatuado “Braian”, el nombre de pila de su ex pareja, ahora presa por el femicidio.

Según las fuentes judiciales consultadas por Télam, la puñalada que causó la muerte de la mujer fue la que el asesino le aplicó de frente, en la región mamaria izquierda, que le atravesó el ventrículo izquierdo del corazón y le causó una profusa hemorragia que derivó en un “shock hipovolémico”.

En los próximos días, Carballido tiene pensado realizar una Cámara Gesell con dos de los hijos de la víctima que presenciaron el crimen, un varón de 11 años que es el que le contó más a la familia, y la nena de 6.

La fiscal continuará tomando declaraciones testimoniales al entorno de Díaz ya que quiere averiguar por qué motivo, si era tan frecuente que Montenegro se apareciera para amenazarla y hostigarla violando la restricción perimetral, la propia víctima o alguien de su familia no lo denunció ni en la fiscalía ni en las comisarías de la zona.

El hecho ocurrió el domingo alrededor de las 20, cuando presuntamente Montenegro, pese a tener una prohibición de acercamiento, fue hasta la casa de su ex, Dí­az, y la asesinó a puñaladas delante de sus hijos de 11, 6 y un bebé de un año, éste último fruto de la pareja entre los dos.

Según las fuentes, Montenegro, unas horas antes del hecho, ya le había advertido a una hermana de la víctima que la iba a matar cuando pasó por la casa con una botella de vino en la mano.

Tras cometer el crimen, el imputado se escapó y estuvo poco más de un día prófugo hasta que ayer a la madrugada fue detenido por una brigada de la Dirección Distrital de Investigaciones (DDI) Pilar.

Montenegro fue apresado cuando regresaba a su casa materna, en la calle Abedul 727, de Villa Astolfi, donde vivía desde la separación con Díaz y que está ubicada a pocas cuadras de donde cometió el crimen.

El joven tenía una prohibición de acercamiento a menos de 500 metros de Díaz desde el 28 de diciembre último, día en el que la víctima lo denunció en dos oportunidades, a la mañana por amenazas y, por la tarde, luego de una agresión física, por lesiones.

Pese a que varios familiares de Díaz denunciaron públicamente que el imputado solía violar la perimetral para amenazar a su ex, desde que se emitió la orden de restricción, la víctima no volvió a denunciarlo ni en la fiscalía ni en comisarías, razón por la que no se le ofreció un botón antipánico ni se detuvo a Montenegro por desobediencia.

 

Imagen : ARG Noticias