Noticias Destacadas

Ratificado por el juez Lleral

Se confirmó el espionaje judicial a la familia de Santiago Maldonado

El juez Lleral ratificó la intervención al teléfono de Sergio Maldonado, ordenado por Otranto, el anterior magistrado de la causa sobre la desaparición forzada seguida de muerte. El juzgado notificó a la familia sobre la destrucción de los audios.

Imagen : ContrahegemoniaWeb

La familia de Santiago Maldonado fue notificada este viernes por el Juez Gustavo Lleral sobre la decisión judicial de destruir archivos y audios de sus teléfonos personales, intervenidos de manera insólita por el anterior titular de la causa, Guido Otranto. Luego de conocerse la noticia, difundieron un comunicado y repudiaron el espionaje por quienes debían esclarecer lo sucedido con el  joven víctima de desaparición forzada seguida de muerte, el pasado 1 de agosto de 2017, durante una represión a la comunidad mapuche Pu Lof, en Resistencia de Cushamen, Chubut.

“Fuimos notificados de la resolución dictada por el Juez Lleral, en la cual ordenó la destrucción de audios y registros producto de la intervención ordenada sobre el teléfono de Sergio Maldonado (entre otras personas), una medida dispuesta por el Juez Otranto con la anuencia de la Fiscal Ávila”, denunció este viernes la familia de Santiago en un comunicado.

Una cadena de violencia institucional

“Cuando ya pensamos que era imposible agravar la situación de nuestra familia, se produce esta revelación que no hace más que confirmar que fuimos y somos objeto de una persecución, que incluso podría llegar a constituir delitos”, se reclamó. “Somos doblemente víctimas: por la falta de respuesta ante la desaparición y muerte de Santiago, y por comprobar que, en lugar de establecer quiénes son los culpables del hecho, fuimos investigados sin estar imputados en la causa”.

“Nos hemos visto obligados a impulsar una investigación parcial, lenta e ineficaz y somos objeto de desviaciones maliciosas, de una persecución ilegal y perversa, que construye un escenario de impunidad para los autores del hecho”, repudió la familia sobre todo el proceso judicial. “No tenemos nada que ocultar y no van a intimidarnos con provocaciones ni persecuciones”, se destacó.

“Somos ciudadanos comunes y corrientes exigiendo verdad y justicia”, puntualizó el escrito difundido mediante la página web creada por la familia para emitir sus documentos. “El Estado no debería invertir tiempo y recursos en investigarnos sino dar una respuesta eficiente a nuestro pedido, que ya es de tantos miles en nuestro país y el mundo”, se advirtió. “Verdad y Justicia por Santiago”, se exigió.