Noticias Destacadas

Caso Paola Álvarez

Santiago Zambrani se negó a someterse a la prueba psicológica

En consecuencia, la fiscalía solicitó la realización de un estudio de perfil del acusado a partir de las testimoniales y otros elementos ya existentes en el expediente. El fiscal, Ramiro Ramos Ossorio, señaló que la actitud reticente de Zambrani va de la mano con las maniobras de encubrimiento y entorpecimiento que intentaron sus familiares.

Imagen : Facebook

La medida, que por regla general en los proceso penales, es requerida en todos las causas, no se pudo realizar debido, a la reticencia de Santiago Zambrani de prestarse para la diligencia. “Se negó a prestar colaboración para poder cumplir con tal prueba”, sostuvo el fiscal, quien agregó que “en su defecto se dispuso un estudio de perfil psicológico”.

Este estudio, según informó la fiscalía, se realiza con las declaraciones testimoniales, indagatorias, estudios ambientales y otras referencias de testigos, elementos de pruebas que se encuentran en el expediente.

“Tanto Zambrani, como sus familiares nunca prestaron colaboración alguna para lograr la ubicación del cuerpo”,sostuvo el fiscal, quien explicó que “si bien es cierto, la fiscalía no esperaba nada de ellos, lo que sí nos llamó la atención y nos preocupó fue la insistencia de los familiares en entorpecer la investigación”.

En tal sentido, Ramos Ossorio recordó que previo al pedido de reserva de las actuaciones, se pudo determinar que un hermano del acusado había incurrido en este tipo de conducta. “Se pudo establecer que esta persona tomó contacto con algunos testigos, a quienes le pedía por distintas vías de comunicación que cuando sean llamados a prestar declaración no digan tal o cual cosa”, sostuvo.

Atento a ello, el fiscal resaltó que “se giró esta situación al fiscal penal de turno a fin de evaluar la conducta de esta persona, pues creemos que podría ser pasible de un reproche penal”. Asimismo, indicó que desde el inicio del proceso penal, se advirtieron distintas maniobras que “solamente apuntaban a desviar o encubrir a Zambrani”.

En las distintas oportunidades en que los acusados, incluidos sus padres, Alfredo Zambrani y Amelia Huergo,  solicitaron prestar declaración “jamás fue para aportar algún dato que ayude a la ubicación del cuerpo de Paola”. Por el contrario, en uno de los tanto intentos quisieron “imponer la idea de que la joven estaba con vida en una zona de prostitución de esta ciudad”. Todas estas maniobras, según evaluó el fiscal, perdieron cualquier valoración tras el hallazgo del cuerpo ayer a la tarde.