Noticias Destacadas

Salta cierra el año con dos feminicidios más

El primero de los dos feminicidios ocurridos en los últimos días en Salta, sucedió en la ciudad de Orán , adonde mataron a una mujer de siete mazazos efectuados con una piedra de mortero y cinco puñaladas en la nuca. Se trata de María Leonor Pérez, una comerciante de 43 años, que fue asesinada en la víspera de Nochebuena.

El cuerpo sin vida de Pérez estaba tendido sobre su propia cama y fue descubierto un día después por una de sus hijas, que concurrió a visitarla con motivo de planear la cena navideña.

La víctima que fue brutalmente agredida, tenía el cráneo destrozado por siete golpes realizados con una piedra de mortero en la parte alta de la cabeza y uno de los parietales y cinco puñaladas que le ingresaron en la zona occipital.

Por lo que se conoce hasta ahora, María Leonor Pérez habría luchado contra su agresor dentro de su domicilio, puesto que en sus manos hallaron mechones de cabello oscuro, que supuestamente pertenecerían a un hombre, mientras la investigación se centra en dos sospechosos: el ex marido de la víctima y un ex novio.

Personal de la Brigada de Investigaciones, que realizó las pesquisas, estiman que la mujer fue atacada en un primer momento con la piedra de mortero, tras lo cual quedó sentada con la cabeza baja, para que más tarde, el asesino le propinara siete puñaladas con un cuchillo de cocina.

Tanto la piedra como el cuchillo utilizados por el asesino fueron hallados en el lugar del hechos.

María Leonor Pérez era residente en la calle Segundo Sombra al 400, en el barrio San Antonio. Trabajaba media jornada en la Casa de la Cultura Municipal llevando adelante tareas de mantenimiento, mientras que por las tardes se dedicaba a la atención de un kiosco de golosinas ubicado en el centro de dicha ciudad.

El segundo acontecimiento se produjo el lunes 28 en la cárcel de la misma localidad, cuando un condenado a prisión perpetua, asesinó a su pareja y luego se quitó la vida, después de una visita higiénica mantenida en ese penal.

Roque Marcelino Agüero, de 29 años era oriundo de Santiago del Estero.

Eliana de los Ángeles Coria, tenía su misma edad y era la madre de tres hijos de ambos. Fue estrangulada con una cuerda trenzada de algodón.

Cometido el crimen, Agüero se suicidó colgándose de una sábana que ató a los barrotes de un ventiluz.

Al ser hallados los cuerpos por el guardiacárcel se pudo constatar que Coria intentó defenderse del asesino, ya que en sus manos tenía cabellos del sujeto y presentaba rasguños en el rostro.

Agüero estaba condenado a cadena perpetua por el asesinato de su suegra, Ana Guerrero, hace dos años, después de que ésta lo descubriera manteniendo relaciones clandestinas con otra de sus hijas.

FOTO: www.prensamercosur.com.ar