Frente a los Tribunales

Rosario: víctimas se encadenaron contra la violencia de género

Piden que se cumpla la ley de violencia contra las mujeres. Apuntaron contra dos fiscales rosarinos y las condiciones en las que declaran. “Nosotras como víctimas podemos aportar desde nuestra experiencia para que la justicia funcione mejor”, dijo una de las manifestantes.mujeres encadenadas

Jésica denunció a su ex pareja 35 veces en la justicia de Rosario. La última presentación la hizo el jueves cuando el hombre apareció en la casa de su madre a los gritos: “Te voy a matar a vos y a los chicos”. Estaba con sus cuatro hijos de entre 4 y 11 años. A pesar de que ella tiene un botón de pánico y él una restricción de acercamiento la escalada de violencia no frena, y Jésica no encuentra respuestas judiciales. Esta mañana junto con otras mujeres rosarinas víctimas de violencia de género encabezó una protesta en la puerta de los Tribunales encadenándose.

El reclamo de la mujer busca que se cumpla de manera efectiva la Ley 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. También apuntaron a dos funcionarios judiciales: Fernando Rodrigo y Roxana Trombetta. Se trata de los fiscales que llevan las causas penales sobre violencia de género en esa ciudad.

Después de la manifestación, las mujeres accedieron a una reunión con Jorge Baclini, fiscal regional de Rosario. Del encuentro se fueron con el compromiso de una nueva charla el próximo martes a las 16 donde se juntarán, también, con representantes del Ministerio de Seguridad local. Desde el Ministerio Público de la Acusación les prometieron trabajar de manera conjunta en un protocolo de actuación y conseguir un espacio físico especial para que las mujeres denuncien tranquilas.

Las denuncias de Jesica van desde amenazas a lesiones. En 2013 su ex pareja la golpeó hasta desfigurarla. Cada vez que hace una nueva presentación le piden que repita cada uno de los episodios de violencia.“Tengo que contar las otras 34 veces. Mis hijos corren riesgo todo el tiempo. Yo me voy y no sé si voy a volver a verlos. Llegué al punto de dormir con un cuchillo debajo de la almohada y lastimarme el brazo por eso”, contó a Infojus Noticias la mujer de 28 años.

El caso de Jesica no es el único. Rocío Gregorio, otra de las mujeres que se manifestaron esta mañana, se despertó el último 6 de marzo con tres bombas molotov en su casa. Según ella las había dejado su ex  marido, a quien ya denunció una veintena de veces en la Fiscalía Regional. Hasta ese momento la justicia había librado dos prohibiciones de acercamiento pero él continúa hostigándola.

“En la supuesta fiscalía de violencia de género somos más maltratadas que con nuestros propios agresores”, dijo a Infojus Noticias Fernanda Serna, otra de las manifestantes. Serna conoce de cerca la violencia machista. Su ex pareja la prendió fuego y estuvo al borde de la muerte. Después de recuperarse de esa experiencia extrema, ella lo denunció y se reconvirtió en activista. Desde ese lugar acompaña a otras en su misma situación. El jueves la asistió a Jesica cuando su ex marido la amenazó de muerte.

Para las mujeres que encabezaron la protesta, el compromiso de hoy es un pequeño logro. “El lugar donde nos atienden no está preparado. Alrededor hay 40 personas. Las chicas tienen que contar abusos, violaciones por parte de sus propias parejas y, sin dudas, no se sienten cómodas así”, explicó Serna. Y agregó: “el fiscal Rodrigo considera que son causas civiles y por eso las desestima”. Ella ya lo denunció por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Todas sus esperanzas están depositadas en que sean escuchadas. “Nosotras como victimas podemos aportar nuestra experiencia para que la Justicia funcione mejor”, dijo.

 

Imagen : Infojusa Noticias