Noticias Destacadas

María de los Ángeles París

Rosario: Marcha de antorchas por la maestra encontrada muerta en la comisaría

María de los Ángeles París apareció muerta hace dos semanas en la comisaría 10°. La versión oficial habla de un “brote psicótico”, mientras que la querella denuncia violencia institucional. La movilización será a las 18 hs.

Imagen : La Capital

María de los Ángeles París salió de la escuela técnica N° 2, en Pueyrredón y Tucumán, donde trabajaba en el turno tarde como bibliotecaria. Su hija la había llamado para que pasara por el supermercado a comprar algunas cosas que faltaban en la casa. Fue al Carrefour de Pueyrredón 747, a cuatro cuadras de la escuela. Cuando salió, se encontró con una pareja conocida, que la acompañó a tomar un taxi. Eran las ocho de la noche del 3 de mayo. Tres horas después sus hermanos fueron a buscarla a la comisaría 10° de Rosario. Estaba esposada en una habitación sin bancos, tirada en el piso, muerta.

El fiscal Luis Schiappa Pietra dijo en un primer momento que el horario de ingreso de María de los Ángeles era indeterminado y que rondaba las 22.00. Según la versión oficial, ella había ido a denunciar un robo y en algún momento “se alteró”. Para los policías de la 10° tuvo un “brote psicótico”: por eso la esposaron y la llevaron a una habitación en el fondo de la comisaría en la que no había cámaras ni bancos. Dijeron que esposaron a la bibliotecaria por el “estado en el que estaba”, “para protegerla”.

Por el contrario, su familia y amigos desconfían de esa versión: no hay registros previos en su actitud que coincidan con ese cuadro psicológico. “Si hubiera tenido un ataque hubiera sido por posibles maltratos”, dijo la familia. “El relato oficial empieza a hacer agua. Ahora dicen que la cámara la muestra entrando a las 20.15”, contó Enrique Font, de la cátedra de Criminología de la Universidad de Rosario. El equipo forma parte de la querella, junto a la familia, la seccional local del gremio docente Amsafe y el organismo de derechos humanos, APDH Rosario.

La fiscalía tiene videos de las cámaras de seguridad que la muestran a María de los Ángeles tranquila sentada en la comisaría. Según cuentan los testigos, en algún momento de esas tres horas que pasó en el destacamento salió corriendo y tres oficiales hombres la entraron por la fuerza. “El fiscal nos tiró un dato suelto y no sabemos dónde ubicarlo: los policías habrían subido a Maria de los Ángeles a un patrullero para llevarla a su casa pero por lo alterada que estaba la bajaron ¿Esto fue antes o después de que saliera corriendo y gritando?”, dijo Font.

Después de llamarla varias veces porque no llegaba a la casa, la hija se pudo comunicar. No la atendió la mamá, sino un oficial. Luego llamó la hermana de París y le pasó lo mismo, en ningún momento pudieron hablar con ella. Desde la comisaría les dijeron que fueran a buscarla, que estaba mal. La hermana les dijo que estaba yendo, que no le hicieran nada. Cuando llegó, media hora después (a las 23.30), María de los Ángeles estaba muerta en una habitación del fondo de la comisaría. A la familia no le dejaron reconocer el cuerpo, recién pudieron verla en el velorio.

“Para nosotros es un caso de violencia institucional, la intervención fue inapropiada. Le pedimos al fiscal que aplique el protocolo de Minnesota y de Estambul, utilizados para determinar si hubo torturas”, dijo Font. La querella también pidió que separen a la policía provincial de la investigación: por ahora sólo le asignaron a la Federal la revisión de las cámaras.

“Creemos que el Fiscal se equivocó, no secuestró los teléfonos de los oficiales, ni realizó pericias en la comisaría o en el móvil en el que supuestamente la iban a llevar a su casa”, explicó el criminólogo. Para Daniela Vergara de Amsafe, “la muerte es consecuencia de la violencia institucional”. “Responsabilizamos a la gobernación y al Ministerio de Seguridad”, denunció.

Desde las 18 hs la marcha de antorchas tendrá el lema “No a la impunidad” y “Esclarecimiento y justicia”. Saldrán de Tribunales, irán a la gobernación y la movilización terminará en la Plaza San Martín. Está organizada por Amsafe, APDH Rosario y la cátedra de Criminología de la Universidad de Rosario y convocan a gremios, organizaciones sociales, políticas y culturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *