Noticias Destacadas

Del Libro Mujeres de Salta- Testimonios de Vida

Rosa Arroyo de Valli ? Coronel Moldes(1)

Cree, como Albert Camus, que ?un rebelde es un hombre que dice no?(2). Desde pequeña, frente al dolor y la injusticia, comenzó su larga y sostenida rebelión personal primero, para evolucionar hacia lo que ella llama su pequeña lucha social cotidiana, integrada a quienes sufren o sufrieron, a quienes son o fueron discriminados/as como ella.

Habla, con mucho orgullo y cariño de sus padres, de quienes aprendió, en sus dulciamargos años de infancia el amor a la lectura y la disposición para el compromiso social. Desde pequeña, en la vecina provincia de Tucumán, donde nació, en medio de la absoluta pobreza junto a catorce hermanos, incorporó el elevado sentido de los valores humanos que hoy la sostiene. Y la férrea voluntad de combatir por los derechos, herencia de su padre sindicalista, secuestrado en alguna oportunidad, por la última dictadura También supo desde pequeña, que no repetiría la historia de su madre que es la historia común de los millones de mujeres que no tienen acceso a la información o métodos anticonceptivos:?tener todos los hijos que Dios mande, porque el hijo viene con el pan bajo el brazo?Rosa decidió tener tres niños.

Reflexiona, no sin cierto dolor?es triste ver una madre que se envejece pronto por la misma situación miserable en que vive, decir tengo que repartir lo poco que gana mi marido para mantener a catorce bocas y por el otro lado ver que los chicos éstos no iban a tener la posibilidad ni de hacer un estudio secundario .Entonces vos vas pensando, vas analizando, vas creciendo y te vas poniendo pautas a futuro. Y te decís que lo que le pasó a mi madre no lo quiero, aparte que después de tener tantos hijos murió joven con un cáncer?.

Quiso ser Técnica Mayor de Obras y luego arquitecta, pero por entonces, no eran actividades bien vistas socialmente .Las mujeres no asistían a las escuelas técnicas, y ante la posibilidad de no acceder a ningún estudio-consumió dos largos años tratando de convencer a sus padres- aceptó, de mala gana, cursar y recibirse en el Profesorado de Manualidades y Artesanías.

Firma con su apellido de casada porque junto a Walter, su inseparable compañero artesano, desde hace dieciocho años, transitó el camino de la dignidad, de la independencia y la participación activa en las cuestiones sociales. Trabaja, hace casi veinte años, con niños con Síndrome de Down. Superada la aprehensión de los primeros tiempos, sostiene que aprendió a amarlos tanto, que hoy no concibe su vida sin ellos/as. Casi simultáneamente, comenzó a batallar por los derechos de los artesanos urbanos, quienes fueron siempre objeto de discriminación de parte de funcionarios burócratas y ciertos sectores que los relacionaban -los relacionan aún- con la droga y la vagancia. Debió sufrir, así el permanente acoso de la policía, con golpizas y detenciones incluídas. Compartió, junto a su esposo, la pesada tarea de intentar convencer a las autoridades, entre otros proyectos, de la instalación de una feria de artesanos en cercanías de la estación de trenes, cuando comenzaban los años noventa. Afirma que el tiempo demostró que no eran ni locos, ni utópicos, como los tildaron entonces: el lugar era aprovechable para tal fin.

Por entonces también debió enfrentar los prejuicios de las autoridades de la escuela donde daba clases, lugar en que se la discriminaba por ?hippie?ya que concurría a trabajar calzando alpargatas. Y una vez más, peleando contra los prejuicios, logró que, dentro del esquema de la educación especial, la función, la figura del maestro/a de taller comenzara a ser respetada.

Instalada en Cabra Corral en busca de ?un pedazo de patria para mis hijos?soportó la acción feroz de los policías del lugar quienes un día, le derribaran su casa y golpearon a toda su familia(3) .Allí supo, definitivamente, que su larga rebelión personal, se transformaba en una agitada lucha social por los/as marginados/as, los que menos tienen, por los que, como ella esperan un mundo mejor.

Rosa recuerda con afecto y respeto a dos maestras a quienes conoció en etapas diferentes de su vida, Teresa Rizotti , su ejemplo permanente y quien la formó como docente, y María Eugenia Alberó, quién acogió generosamente en su escuela especial, a sus dos hijos superdotados.

Presidenta de la Cooperadora de una escuela del lugar, Rosa imparte enseñanzas de telar, artesanías, reciclado de telas y armado de bijouterie a las mujeres rurales de la zona para que puedan contar con un ingreso económico que les permita salir del ?rastrojo? (hacer ají, encañar tabaco etc) donde trabajan por centavos. Y habla con esas mujeres, como lo hace a través del programa de radio que conduce junto a Walter, ?En la Línea de Fuego?y que se emite, desde hace poco tiempo, por la emisora de radio?1º de Mayo? de su propiedad,-una suerte de radio comunitaria- acerca de los derechos y la dignidad que, como personas y como mujeres, ellas poseen.

Afirma que ?después de todo lo que sufrí, nació otra mujer, me desperté un día y dije, voy a pelearla, ya no por mí, no por un negocio o por sobrevivir, voy a pelear a nivel social, y ahí nace otra mujer.(4) La mujer que ahora vive en Coronel Moldes y se acerca a las otras mujeres y comprende la problemática porque aquí, la mujer vive relegada, apaleada, sufrida, en esta sociedad machista donde se la prepara a la mujer para que solamente le sirva al hombre .Hay muchos hombres alcohólicos y el niño aprende que se hace hombre tomando. La mujer está muy sometida en este lugar?

Hoy se siente con la edad emocional de una mujer madura, pero con el vigor de una mujer joven que tiene, aún, mucho por hacer. Y se le enciende el rostro con una sonrisa amplia, cuando afirma? sigo luchando para que los demás no crean que nada es imposible?

——————————————————————————–

(1) ?En 1808 llegó a ser capital, por poco tiempo del departamento La Viña, y, al inaugurarse en 1909, la Estación de ferrocarril de Coronel Moldes, el pueblo tomó este nombre. Al poblado de Coronel Moldes se lo conoció en los primeros años de la conquista, como Puerta de Díaz, porque perteneció a Pedro Díaz, uno de los fundadores de Salta. Se encuentra a 62 kilómetros hacia el sur de la ciudad de Salta?. Del sitio oficial de Internet de la cámara de Diputados de Salta,camdipsalta.gov.ar

(2)Camus, Albert, en el ensayo El hombre Rebelde, Edit.Losada, Bs As, (2004)

(3) Inmediatamente después del 8/5/03, fecha en que se produce el brutal desalojo y que dejó como saldo su casa derruida, sus hijos de 11 y 14 años golpeados por la policía, de manera tal, que el menor de ellos debió ser internado con pérdida del conocimiento en el hospital del lugar, se radicó una denuncia penal en el Juzgado de Instrucción Formal Nº 2-Juez Dubois-sin que hasta fines del 2005 se tengan novedades.

En el predio donde se erigía su casa, se construyó una suerte de sala a modo de espacio de lucha denominado La casa de los Valli-Arroyo y que pronto pasará a llamarse Tierra Sagrada. Se intenta lograr que este sea un ámbito cultural, donde los/las artesanos/as de la zona realicen sus exposiciones y se lleven a cabo distintos encuentros y debates.

(4) El 23/10/05, Rosa Arroyo de Valli resultó electa concejal por el Partido Obrero, en la localidad de Moldes, con el respaldo mayoritario de los votos femeninos.

FOTO: www.tramasarg.com.ar