Provincia de Buenos Aires

Rescataron a cinco mujeres, una de ellas menor, que eran explotadas en un prostíbulo al que iban policías

Cinco mujeres, entre ellas una menor de edad, que eran explotadas sexualmente en un prostíbulo de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, fueron rescatadas durante un operativo en el que se detuvo a dos hombres.prostibulo lomas

El prostíbulo funcionaba a pocas cuadras de la estación de trenes de Lomas de Zamora y al mismo concurrían habitualmente policías de distintas comisarías de la zona, según lo expresado por los dos hombres que fueron detenidos y para quienes una fiscal solicitó el juicio oral y público.

La medida fue adoptada por la fiscal María Delia Recalde, titular la UFI 9 de Lomas de Zamora, especializada en Trata de Personas, delitos sexuales y pornografía infantil.

El prostíbulo en donde se efectuaba -según la acusación- la explotación de las jóvenes estaba ubicado en la Avenida Alsinal al 1.400 y funcionaba con el nombre “Yacaré”.

Según la investigación a la que tuvo acceso el portal web DiarioConurbano.com, uno de los hombres, identificado como Edgardo Lemos, había alquilado el lugar a sabiendas de que funcionaba un prostíbulo y tenía vínculos con quien lo administraba.

En tanto, el otro imputado -Ramón Castillo- era quien administraba diariamente el prostíbulo, que tenía un aceitado funcionamiento.

Los clientes llegaban al lugar, donde había una barra y un pool, y allí arreglaban un “pase” con las jóvenes.

Tras acordar el pago, de acuerdo a todos los testimonios de la causa, la joven explotada y el cliente se dirigían al Hotel Saboya, ubicado también sobre la Avenida Alsina, a dos cuadras de la estación Lomas de Zamora del Ferrocarril General Roca.

“Si no volvíamos en una hora, Castillo nos imponía una multa de 100 pesos”, señalaron las víctimas.

Las jóvenes y los “clientes” eran trasladados en un remise, ya que el prostíbulo tenía un acuerdo de este tipo con una agencia ubicada en el centro de la ciudad de Banfield.

Tras negar los cargos, Castillo declaró -al igual que las jóvenes- que a “Yacaré” concurrían efectivos policiales, inclusive un comisario, de distintas comisarías, casi todas de Lomas de Zamora.

No obstante, no se comprobó la existencia de un “arreglo” entre los efectivos y los administradores del local.

Un hecho significativo tuvo lugar cuando personal de Gendarmería Nacional allanó el lugar y como cliente estaba un policía que fue detenido porque tenía un pedido de captura por homicidio ocurrido varios años atrás.

Durante ese operativo, también se secuestró una bolsa con 15 gramos de cocaína, delito que le fue imputado al administrador.

Una de las jóvenes dijo que se sentía “muy mal” los días que concurrían a “Yacaré” por la cantidad de alcohol que debían ingerir como paso previo para cada “pase” sexual.

En la investigación también quedó acreditado que por el lugar transitaban constantemente móviles policiales e, incluso, algunos días estacionaban frente al prostíbulo.

“Solían venir policías a comprar una gaseosa o un speed (bebida energizante) y luego se iban”, aseguró uno de los imputados.

La fiscal Recalde acusó a Ramón Castillo de “explotación económica del ejercicio de la prostitución ajena agravada por ser una de las personas menor de edad en concurso real con tenencia simple de sustancia estupefaciente”, y a Edgardo Lemos por “explotación económica del ejercicio de la prostitución ajena”.

 

Imagen : Diario conurbano