Noticias Destacadas

En un bar de la zona de la terminal

Rescataron a 17 mujeres que eran explotadas sexualmente en La Plata

La investigación llevó tres años. Iban con los clientes a un hotel alojamiento cercano. Hay seis detenidos.allanamiento la plata

Seis personas detenidas y una buena cantidad de dinero secuestrado fue el resultado de un operativo que demandó tres años de investigación por la presunta explotación sexual de mujeres en un bar de La Plata. En el allanamiento identificaron a 17 víctimas que, aunque no habrían sido forzadas a ejercer la prostitución, “las obligaban a entregar una buena cantidad de dinero y se investiga si las mantenían recluidas en una misma pensión”, dijeron fuentes judiciales y policiales.

Todas son mayores de edad y de nacionalidades distintas (ocho argentinas, seis paraguayas y tres dominicanas).

Los principales acusados son un hombre y su ex mujer, quienes, además, “cumplían tareas dentro del bar, como atender pedidos y reclutar clientes”, detalló en un reporte el ministerio de Seguridad bonaerense. Fueron detenidos junto a tres empleados y un remisero que trasladaba a las chicas con los clientes hasta un hotel cercano.

En los allanamientos los investigadores secuestraron 15.000 dólares, 100.000 pesos, 5.000 guaraníes y 700 euros.

Las víctimas quedaron bajo la supervisión del personal auxiliar judicial.

LA MANIOBRA

El local allanado ahora ya había sido escenario de tres registros en los últimos cinco años (ver aparte), aunque la investigación que derivó en esta nueva clausura comenzó en el año 2013.

Se trata del bar “Matilde”, situado en 43 entre 3 y 4, a donde el fiscal que investiga delitos conectados con la trata de personas, Fernando Cartasegna, llegó a última hora del jueves junto con personal de su UFI y policías de la Delegación Departamental de Investigacionesdel Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado.

En ese local de 10 metros por 15 había 14 mujeres, tres empleados y varios clientes. Las otras tres jóvenes estaban en el hotel. “El local estaba acondicionado como un bar cualquiera, pero cobraban entrada con una consumición, algo que no podrían justificar como derecho de espectáculo porque no había más que dos televisores”, reveló un pesquisa refiriéndose a algunas de las irregularidades detectadas.

Por lo que pudieron establecer, los responsables del negocio serían un hombre y su ex mujer (a nombre de la cual figura el comercio), cuyas viviendas fueron allanadas en el marco del mismo procedimiento.

Según los voceros de Seguridad, “la mujer era la encargada de presentar a los interesados con las chicas y fijar los precios del servicio sexual, como así también de concretar el encuentro en un albergue transitorio ubicado en las inmediaciones”.

Sin embargo, otras fuentes precisaron que “había un monto fijo”, ya que “el cliente pagaba 1.000 pesos por una consumición, el traslado junto a una chica a un hotel alojamiento” situado a cinco cuadras del bar, “el ‘pase’ y el regreso al local, donde abonaba”.

Según estos voceros, para volver a entrar al bar las jóvenes “tenían que entregar 100 pesos” y todavía no pudieron establecer “cuánto les quedaba de la tarifa que se les cobraba a los clientes”.

Los pesquisas secuestraron libros con anotaciones de los “pases” de las chicas, lo que “probaría la actividad ilícita”, indicaron, evidencia a la que se le suman las filmaciones obtenidas en el local y también en el hotel alojamiento al que accedían por una puerta trasera.

Los detenidos fueron indagados ayer por el fiscal Cartasegna, pero se negaron a declarar.

Imagen : El Día