Derechos Humanos

Repudio internacional por la primer cárcel para migrantes

Desde el CELS advierten que es responsabilidad del Estado dar las herramientas para que la persona regularice su situación.carcel_inmi

El 1 de septiembre se pondrá en funcionamiento la primercárcel para inmigrantes del país cuyo emplazamiento será en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Acerca de la contradicción que encierra está iniciativa con la actual Ley Nacional de Migraciones el programa Otra Vuelta de Tuerca por Radio Universidad entrevistó a Diego Morales, director del Area de Litigio y Defensa Legal del CELS.

“La forma que tuvo el Estado de presentar esta decisión es una forma incorrecta y contraria a la legislación. La legislación no establece la detención frente a la irregularidad migratoria”, apuntó el especialista.

El supuesto objetivo de creación de este centro de detención es “combatir la irrgularidad migratoria” arrestando a personas que hayan cometido “infracciones a la Ley de Migraciones vinculadas con el ingreso ilegal al territorio o dictámenes judiciales, previo a su expulsión del territorio”.

Sin embargo la normativa promulgada en el 2004 establece que una persona extranjera únicamente puede ser detenida para cumplimentar con la orden de expulsión después de que se agoten todos los pasos para que regularice su situación.

En este sentido Morales aclaró que “no es el migrante el responsable de su situación irregular, sino que es el Estado el que tiene que colaborar con él para que obtenga la documentación que es lo que asegura derechos”.

Más de 500 académicos, activistas y migrantes firmaron un duro petitorio en la plataforma change.org titulado “no a la creación de centros de detención de personas migrantes en Argentina”. En tanto que Amnistía Internacional expresó su preocupación por la decisión del poder ejecutivo.

 

Imagen : cba24n