Explotación laboral

Renatea denunció penalmente el año pasado 746 casos de trata de personas

El Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios denunció penalmente el año pasado esa cantidad de casos de trata de personas con fines de explotación laboral en el sector rural. En tanto, fueron rescatados unos 50 menores de edad que se encontraban en situación de vulnerabilidad.yerbateros.ctes_.misiones.juntos

Se trata de los trabajadores golondrina, peones de la Pampa Húmeda, u obreros de la yerba misionera, informó ayer el diario Página/12.

En este último ejemplo, el Renatea denunció, por ejemplo, al Establecimiento (yerbatero) Alto Verde, de Gamarra Hermanos SRL, cuyo titular es Francisco Antonio Gamarra, y la denuncia penal por trata se tramita en el Juzgado Federal de Primera Instancia de El Dorado, Misiones.

En tanto, los secaderos les proveen la yerba a los molinos, que pertenecen a las grandes marcas, y de ahí sale fraccionada hacia los comercios, almacenes y supermercados.

Página/12 informó que en Misiones “existen aproximadamente 15.000 tareferos y 500 contratistas” y que si bien “algunos trabajadores saben de la existencia de una nueva Ley del Peón Rural, pocos se atreven a hacerla valer”.

Por otra parte, el matutino también menciona que en la localidad de San Vicente, sobre la ruta provincial 219, recorrió el secadero del empresario Ignacio Kleñuk.

Son aproximadamente 130 hectáreas que, según sus trabajadores, produce un millón de kilos de yerba. La facturación anual del yerbatal ronda los 4 millones de pesos, según estimación de sus trabajadores.esclavosmisiones2

Los distintos campamentos abandonados -dentro de las tierras de Kleñuk- dan cuenta de que los tareferos son nómades dentro de su vulnerabilidad y que “los capataces los mueven según la zona donde estén tarefeando o son relocalizados luego de haber escapado del campamento anterior”, indica el periódico.

Batista, un entrevistado por el diario que realizó la investigación en el lugar, relató que “los de Uatre venían y arreglaban con los patrones. Por ahí alguien hacía la denuncia, y le decían al patrón: – ése te denunció. Y se iban y nosotros nos quedábamos igual”, relató el hombre.

Lxss trabajadorxss viven en carpas improvisadas de lona, con colchones al ras del suelo y sin agua potable, agrega el informe del matutino.

El Renatea dispone de capacidad de policía para el ejercicio de sus fiscalizaciones laborales. Y por eso aborda la problemática junto a la Procuraduría de Trabajo y Explotación de Personas (Protex), el Ministerio de Trabajo de la Nación y las carteras provinciales afines.

Imagen :  fortunawrb.com/ díadia.com