Noticias Destacadas

No estamos solas, estamos organizadas

Reina Maraz pudo contar su historia

Los numerosos obstáculos impuestos por el Servicio Penitenciario Bonaerense y la Justicia, no pudieron frenar que ayer finalmente lograra dar su testimonio, acompañada por su intérprete, además de sus compañeras, de las organizaciones de mujeres, sociales y de derechos humanos que la esperaron desde la mañana hasta que ingresó al tribunal. Se trató de una audiencia decisiva en el marco de la revisión de su condena, en la que se logró avanzar en el quite de los agravantes de la misma y en el reconocimiento de que era víctima de violencia emocional, física y psiquica.

Imagen : : Campaña Nacional Contra las Violencias Hacia Las Mujeres
Imagen : : Campaña Nacional Contra las Violencias Hacia Las Mujeres

Ayer Reina Maraz Berajano pudo por fin dar testimonio ante la Justicia, en su idioma, con su interprete, en el marco de una audiencia decisiva para la revisión de su condena, celebrada en la Sala 6 del Tribunal de Casación en La Plata.

Cabe recordar que ella nació en la localidad rural de Avichuca (Bolivia), perteneciente al Pueblo Kichwua, por lo que se comunica únicamente a través del idioma quechua.

Según se explica en un comunicado de la Campaña Nacional contra las Violencias hacia las Mujeres (CNVM): “En el año 2010, (a nueve meses de llegar a la Argentina, con tan solo 22 años) Reina fue detenida sin pruebas y acusada de la muerte de su marido Limber Santos. Estuvo casi un año en una comisaria retenida sin que le expliquen las causas de su detención, no podía comunicarse en su lengua de origen. Luego fue trasladada a la Unidad 22 de La Plata sin saber dónde iba ni por qué. Allí, encadenada, parió a su hija luego de un embarazo que desconocía por lo que no recibió la atención necesaria mientras se encontraba privada injustamente de su libertad”.

“Recién en Diciembre del 2011, mediante una visita de monitoreo del Programa de Inspecciones de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Reina pudo por primera vez contar su historia y conocer de qué estaba acusada. A través de una intérprete relató que había llegado a Buenos Aires amenazada por su esposo Limber, siendo violentada de diversas formas en reiteradas ocasiones. Su cuerpo fue la moneda de pago de las deudas contraída con Tito Vilca, un vecino y amigo de Limber. Luego de varios días sin que apareciera su marido, REINA fue hacer la denuncia policial. A los dos días la policía fue a buscarla y comunicándose en castellano le comunica a REINA que debe ir a dar su testimonio. Ella, sin entender el idioma, en un gesto cultural asintió con la cabeza como un inicio de comunicación. Esto fue tomado como una confesión, fue detenida y acusada de haber cometido el asesinato de su marido, quien apareció muerto en un horno de ladrillos”, se señala desde la CCVM.

Luego, se remarca: “En Noviembre de 2014 luego de un juicio plagado de prejuicios racistas y patriarcales que no tuvo en cuenta los tratados internacionales de interculturalidad, REINA fue condenada a prisión perpetua por el Tribunal Oral N°1 de Quilmes -integrado por Silvia Etchemendi, Marcela Vissio y Florencia Gutiérrez. La sentencia desconoció la condición quecha parlante de Reina, el contexto de violencia de género en el que vivía, su condición humilde que le impidió afrontar los gastos de una defensa así como tampoco que se encontraba en un país desconocido”.

Ayer, la acumulación de injusticias en su contra comenzó a revertirse con su declaración, que pudo dar tras haber atravezado numerosos obstáculos que retrasaron su llegada. Al llegar a 7 entre 56 y 57, donde se encuentra el mencionado tribunal, Reina Maraz recibió los aplausos, los abrazos y los gritos de apoyo de decenas de compañeras que vienen luchando por su libertad.

A continuación reproducimos el comunicado de la CNVM emitido ayer tras la declaración:

PARA REINA LA LIBERTAD!!!

Hoy Reina Maraz Bejarano pudo contar su historia. Pese a la demora en su traslado -obtaculos cotidianos para las mujeres privadas de la libertad- finalmente Reina pudo estar presente en esta audiencia decisiva previa a la resolución de los jueces de la Sala 6 del Tribunal de Casación, que se encuentran revisando su condena.
REINA finalmente pudo contar su historia a través de su intérprete.

La Justicia es patriarcal, lo sabemos, pero creemos que con la lucha y organización podemos cambiar su mirada sobre nosotras. Desde el movimiento de mujeres asumimos este desafío, apoyando y acompañando a Reina en su inocencia, para que el abordaje de su caso tenga perspectiva de género. Y hoy tuvimos una muestra de que es posible.

En la audiencia de esta tarde, el defensor pidió la absolución. El fiscal, lamentablemente, mantuvo su reponsabilidad en los hechos, pero le quitó las agravantes que agravaban su condena y atenuó el delito a la figura de homicido simple. El Fiscal reconoció que Reina era víctima de violencia emocional, física y psiquica, y ello es una gran triunfo en esta lucha!!

Ahora resta que el Tribunal de Casación tome la decisión final, hacia fin de año. Pero ahora tenemos una certeza, que para Reina ya no habrá mas condena perpetua. Y QUE YA ESTA MUY CERCA DE SU LIBERTAD!!
REINA no esta sola,esta organizada.

Reina somos todas!

Mana sapayguchu kasaygu nogayguga kalituygu sumajninmanta unisgas jasaygu

NO ESTAMOS SOLAS, ESTAMOS ORGANIZADAS
Contactos de Prensa: Carla (011) 15504519053