Noticias Destacadas

Racismo

Las Naciones Unidas han definido el racismo en estos términos: ??la expresión ?discriminación racial? denotará toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color,,linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública?(1)

Como se puede advertir en esta definición, la discriminación racial o racismo responde a motivaciones diversas que, de un modo u otro, hacen referencia a la noción de razas, con la cual se pretende clasificar a la especie humana. Por eso se dice que la discriminación racial es transversal.

Pero raza es una noción que entraña serias dificultades de modo que es necesario aclararlas.

Lo primero que debe decirse es que la noción de raza se aplicó para agrupar a los miembros de la especie humana según características físicas observables: la forma de la nariz, el color de la piel, la textura del cabello, la estatura. El problema reside en que esas diferencias fueron concebidas como jerárquicas (blanco o rubio, mejor que negro o moreno, alto, mejor que bajo, nariz fina, mejor que nariz ancha etc) y se extendió a las cualidades o competencias que se atribuyó a las? razas?. Así los ?blancos? han sido (son) concebidos como más inteligentes, más capaces, más hábiles?y, por lo tanto, más desarrollados.

La concepción jerárquica de las diferencias sirvió para justificar el dominio de una ?raza? sobre otras, normalmente de los blancos sobre los negros.

Sin embargo, esa noción ha sido plenamente refutada por la Antropología Biológica, que ha demostrado que todos los seres humanos pertenecen a una misma especie biológica y que las distinciones entre los grupos humanos responden más a pautas culturales y a contextos e históricos que a diferencias biológicas radicales. Los conocimientos adquiridos en las últimas décadas sobre el genoma humano no han hecho más que confirmar esta cuestión, de manera que sostener la idea de ?razas diferentes? y, más aún de la superioridad de alguna, es producto del prejuicio o de una ideología, entendida ésta como la falsa percepción de la realidad, y por lo tanto un no- saber.

Podríamos aplicar al racismo la distinción que Humberto Eco (2) efectúa respecto del antisemitismo. Él distingue tres formas: un antisemitismo religioso, un antisemitismo popular y un antisemitismo científico. De manera similar puede hablarse de un racismo popular y de un racismo científico.

En la historia encontramos variados antecedentes de racismo popular, el comportamiento racista de grandes sectores de la población, expresado en la xenofobia, la discriminación étnica, el etnocentrismo, que justificó la esclavitud, la segregación, el sometimiento de minorías étnicas o el desprecio y el rechazo de pueblos o etnias diferentes.

En tanto que con racismo científico hacemos referencia a las teorías que sustentan la tesis de la superioridad de la raza blanca, de origen ario, que, en todos los casos sirvió para justificar el dominio ejercido por los colonizadores blancos (europeos) y sus descendientes, en África y en América, que sometieron a la esclavitud a las poblaciones originarias, negras o morenas. El Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas, de Joseph Gobineau constituye un buen ejemplo de racismo científico (filosófico en este caso). Se considera que este libro, publicado en 1853, proporcionó el fundamento al racismo de los siglos XIX y XX y los argumentos para la política de discriminación implantada por Hitler en Alemania desde 1933 a 1945, conocida como nazismo (3)

La discriminación racial fue condenada por las Naciones Unidas en la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial que fuera aprobada en 1965.Ya habían emitido una Declaración en ese mismo sentido en 1963 (4). La convención entró en vigor el 4 de Enero de 1969. Como se sabe, la Declaración y la Convención contra el racismo fue la respuesta de la comunidad internacional a una de las expresiones más brutales de discriminación, como fue la que ejerció el nazismo.

Sin embargo, después de aprobada y puesta en vigor la Convención, el siglo XX dio otras muestras de atroces discriminaciones raciales, muchas causadas por el integrismo islámico (5), como las masacres en Afganistán, (primero con la guerra civil de 1993 a 1995 y luego con la dictadura de los talibanes 1996/2002) o las ?limpiezas étnicas, verdaderos genocidios practicados en Ruanda (1994/1997) y Yugoslavia(1991-1992).

*Construir la Igualdad- Por una ciudadanía sin exclusiones, Palacios, Maria Julia, Carrique, Violeta-Colaboradoras : Sánchez Luz del Sol, Urrizaga, Ángeles, Editorial Universidad Nacional de Salta,1º Edic., Salta,2008.

1.- Convención Para la Eliminación de Toda forma de Discriminación Racial, art. 1ª.

2.-Ver en P.67 su artículo ?¿Dónde está el antisemitismo??.

3.- Ver Antisemitismo en p.65.

4.-Debe tenerse en cuenta que una Declaración es meramente enunciativa, en tanto que una Convención es un instrumento de carácter jurídico que obliga a los Estados adherentes a establecer políticas y a implementar medidas tendientes al cumplimiento de lo que la Convención dispone. Los Estados deben informar anualmente a las Naciones Unidas sobre los pasos dados al respecto y los logros obtenidos.

5.- el integrismo pretende que las leyes del Estado respondan a los dogmas y creencias religiosas. No siempre se expresa de manera brutal como la dictadura que los talibanes impusieron en Afganistán, fundada en una interpretación dogmática de la doctrina islámica.

IMAGEN: www.parainmigrantes.info