Noticias Destacadas

Violencia de género

Quedó ciega por golpizas de su marido e iniciará juicio al estado

La mujer indica al Estado como responsable en forma directa de su ceguera ya que aseguró haber denunciado durante nueve años la violencia de género de la que fue víctima y ” todas las causas fueron archivadas”ceguera violencia

“El Estado es parte responsable. Si no era porque me ayudó la ONG Casa María Pueblo, yo iba a ser una más de las tantas mujeres muertas. En el fallo (que condenó a su marido) la jueza habla de la desidia y la responsabilidad del Estado, porque yo pedí ayuda desde el principio, desde el primer acto de violencia, y nadie me la dio”, dijo a Télam Susana Goméz de 30 años.

La mujer sostuvo que estaba viva “gracias a la ONG” y remarcó que su ceguera “es culpa del Estado porque durante 9 años denuncié las amenazas de muerte, hice 13 denuncias penales y 5 civiles, avisé lo que pasaba y todas fueron archivadas”.

Gómez evaluó que si bien su ex pareja, Carlos Ariel Goncharuk, finalmente fue condenado “lo cierto es que antes le permitieron hacer lo que hizo por omisión, por no haber actuado” y dijo que “con esto quiero evitar que algo así le ocurra a más mujeres, quiero que haya un precedente para que actúen antes”.

“Se pueden evitar muertes actuando a tiempo. Las leyes están. La Justicia no debe cubrir a los agresores. La problemática de la violencia de género es inmensa. A partir de estos casos y de las marchas NiUnaMenos hay más conciencia, pero siguen las agresiones y la justicia no hace nada. Tiene que haber un cambio con militancia”, analizó la mujer.

Susana reconoció que si bien logró conseguir un empleo, “me quedaron secuelas tremendas”, dijo sentir miedo “permanentemente” y destacó que “mi vida es otra vida, sé que no es poco estar viva, pero no veré nunca más: tengo cuatro chicos de 13, 10, 9 y 7 años y es muy duro saber que nunca más podré verles las caritas”.

“Psicológicamente no me es fácil. La tengo que sobrellevar, aceptarme y aprender a vivir una nueva vida. Hace tres años que voy a un centro de rehabilitación para ciegos donde me acompañaron para aprender a cocinar sin ver, a moverme en la calle y a tomar un micro”, remarcó.

“Yo pido que la Justicia se haga cargo de esta lesión. La justicia también es responsable”, finalizó.

En tanto, el presidente de Casa María Pueblo, Darío Witt, aseguró a Télam que la demanda se llevará a cabo porque “Susana no está ciega por un accidente ni por una enfermedad, sino por los golpes que le aplicó su marido” y graficó que “hizo denuncias por agresiones físicas, amenazas de muerte y todas las denuncias se archivaban. Insistimos mucho hasta lograr llevar a juicio al agresor y que sea condenado por violencia de género”.

Contó que “ella se bajonea más que nada con el Estado y suele decir: ‘Si yo denuncié ante la Justicia, yo pedí ayuda, se lo dije también a la Policía ¿por qué ahora estoy ciega? Agradezco estar viva, porque miles están muertas’ y considera que el Estado es responsable igual que Goncharuk”.

“Susana Gómez es víctima y vamos a tratar de que el Estado le brinde un resarcimiento económico a ella y a sus hijos. El Estado les debe a ella y a miles que le pidieron ayuda a la Justicia, a la policía, y no obtuvieron respuesta”, dijo Witt, quien destacó que la presentación la realizará en los próximos días en el fuero civil de La Plata.

Precisó que “Susana tiene mucho miedo de salir de su casa y tiene depresión”, añadió que “en la sentencia en la cual condenaron a Goncharuk la Justicia reconoció su propia desidia porque había muchas denuncias” y agregó que “Susana quiere que esto no le vuelva a pasar a nadie”.

“Ya sentó un precedente mandando a 8 años de cárcel a un golpeador, algo que jamás pasa, ahora quiere sentar un precedente en cuanto a la responsabilidad del Estado en la impunidad para los agresores”, concluyó.

Susana Gómez quedó ciega por los repetidos golpes que le aplicaba su ex pareja y padre de sus cuatro hijos Carlos Ariel Goncharuk, condenado en julio de 2014 por el Tribunal Oral Criminal Número 5 de La Plata, que lo encontró culpable del delito de “lesiones gravísimas”.

 

Imagen :twitter